Hay que exigir seguridad en los disfraces que los niños usan para Halloween

Coincidiendo con la celebración de Halloween, son muchos los niños que se disfrazan. Una de las principales preocupaciones de los padres es la seguridad que ofrecen esos disfraces y complementos. Por ello, la Dirección General de Consumo del Gobierno de Aragón ha ofrecido una serie de consejos básicos a los ciudadanos, sobre la seguridad de los disfraces.

Como consejo general en la adquisición y manejo de estos productos:

• Mirar la referencia en el etiquetado de los mismos. Debe aparecer el nombre de un responsable al que nos podamos dirigir en caso de cualquier problema, (debe incluirse por tanto su domicilio).

• Evitar fumar cerca del disfraz o la exposición a una fuente de calor muy próxima.

• Es importante que incluyan las posibles advertencias de seguridad.

• Debe ir acompañado de instrucciones para el uso adecuado de los mismos.

La seguridad general de los productos es controlada a través de un sistema de detección y comunicación de alertas en el ámbito de la Unión Europea. En lo que va de año, de los 2.398 productos alertados, 73 corresponden a referencias que son vendidas en estas fechas (14 máscaras, 30 disfraces y 29 complementos). Para ello, se ha realizado 579 inspecciones y se han retirado 1.298 productos del mercado al suponer algún riesgo para los niños.

Los riesgos principales que han motivado estas actuaciones han sido: alta inflamabilidad, presencia de cuerdas, que pueden provocar ahogamientos; composición química, y presencia de partes muy pequeñas, fácilmente desprendibles, con el consiguiente riesgo de asfixia en el caso de ingestión por niños muy pequeños.

Por último, en caso de reclamación o duda, los ciudadanos pueden dirigirse a las asociaciones de consumidores, a las oficinas municipales de información al consumidor y a la Dirección General de Consumo a través de la web o al teléfono gratuito de atención al consumidor 900 12 13 14, que dispone el Gobierno de Aragón.

Comentarios