UPA pone en valor, en Bruselas, la función de la agricultura familiar

El Secretario general de UPA Aragón, José Manuel Roche, participaba estos días en Bruselas, en reuniones con los representantes económicos y sociales de la Unión Europea y África en el Marco de la Asociación Estratégica UE-África. Allí, trasladó a los representantes de empresarios, trabajadores, agricultores, consumidores y agentes de la economía social y cooperativas de los dos continentes, la necesidad de promover políticas activas que potencien la agricultura, así como la legitimación de ésta ante la sociedad. Roche aseguraba que la agricultura familiar debe tener como función alimentar al mundo y cuidar del planeta.

En los encuentros se puso de manifiesto que, de los 570 millones de explotaciones agrícolas que existen en el mundo, más de 500 son explotaciones familiares que producen el 70% de los alimentos en el mundo. Esas explotaciones cultivan el 65% de las tierras arables del planeta, y en cuanto a más del 40% de la población activa del mundo trabaja en la agricultura.

El secretario general de UPA Aragón trasladó en este foro la necesidad de una PAC, que tenga más en cuenta a los agricultores profesionales, así como a la producción de alimentos. También fue muy crítico con la recién aprobada PAC 2014-2020, porque en su opinión está hecha a medida de los agricultores de sofá y los especuladores.

Para UPA, la agricultura familiar desempeña un papel fundamental en la relación con la seguridad alimentaria y la nutrición, la mitigación del hambre y la pobreza, además de ser un factor esencial en la gestión de los recursos naturales, la protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible y la mejora de las condiciones de vida de las familias. En definitiva, para UPA Aragón, la agricultura familiar constituye la base fundamental para alimentar al mundo y en particular la mejor medicina contra la enfermedad que más víctimas mortales causa al año en nuestro planeta: el hambre.

Comentarios