El alpinista Alex Huber enseñó en Huesca algunas de sus principales gestas por el mundo

Alex Huber

Alex Huber, uno de los mejores escaladores de todos los tiempos, realizó una proyección con algunas de las imágenes más espectaculares de sus más de 20 años de trayectoria deportiva por todo el mundo, escalando algunas de las paredes y de las cimas más complicadas, y siendo pionero en abrir muchas de las vías que miles de deportistas pueden usar en la actualidad. El acto estaba organizado por Peña Guara y Guara Mascún: la tienda de material de montaña.

El acto tuvo lugar en el salón de actos de la DPH, que estaba completamente lleno, incluso con gente de pie que no se quería perder el buen humor, la experiencia, y la filosofía de vida de este alpinista alemán, que a sus 45 años no cree que sea el mejor del mundo de este deporte ahora mismo, pero sigue conservando su espíritu aventurero y sus ganas de escalar. La Luz de las Montañas, es el documental que presentaba en Huesca.

El deportista germano también tenía un hueco para hablar de los Mallos de Riglos, zona que conoce muy bien, ya que también están entre sus conquistas. No es capaz de elegir una sola cima en el mundo con la que se quedaría, sino que está feliz de que este deporte le haya permitido viajar por todo el mundo, y conocer los lugares más bonitos de la tierra.

En 1996, realizó "Open Air", la primera vía deportiva del grado 9a+. Con múltiples primeras ascensiones en libre en "El Capitán" (Yosemite), el récord de velocidad de las famosas vías Nose y Zodiac, las primeras vías del grado 8c en las paredes (Bellavista, 2001, y Pan Aroma, 2007) de las Tres Cimas de Lavaredo (Dolomitas)... El bávaro es un pionero de la escalada libre en las grandes paredes. Otras ascensiones importantes son sus ascensiones en solo integral: la Direttissima (550m, 7a+, Cima Grande) y el "Kommunist" (8b+). En los últimos 10 años ha desarrollado actividad en casi todo del mundo: Cho Oyu (8201m), Latok II (7108m), Latok IV (6545m), Cerro Torre, Torre Egger, Fitz Roy, Ulvetanna, Holtanna...

El cambio ha existido desde que él comenzó hasta la actualidad en el mundo del alpinismo, porque es normal la evolución. Hoy es todo un poco más fuerte, más rápido, también en otras disciplinas como la escalada deportiva, y Alex Huber está contento con esta evolución, porque demuestra que este deporte está vivo. Para el futuro espera que los nuevos escaladores vayan descubriendo y rompiendo nuevos objetivos y horizontes. Siempre con el respeto entre los deportistas y la naturaleza.

Comentarios