Adiós a la despierta y el Rosario de la Aurora

Una de las tradiciones más antiguas que todavía se conservan en la Ribagorza, en Graus y en Campo, la despierta y el Rosario de la Aurora, se despide en la madrugada de Todos los Santos hasta el próximo año. Durante todo el mes de octubre, los vecinos de ambas localidades han salido a las calles, cada domingo, entre las 05 y las 7 para cumplir con esta antigua costumbre.

En el caso de Graus, la tradición de la despierta se remonta al año 1.651y consiste en recorrer las calles de la villa acompañados sólo por el sonido de una campana para despertar a los fieles. Se realizan 22 paradas (23 en Todos los Santos), que son siempre las mismas y se entonan unas coplas alusivas a las paradas que se realizan. Existen 111 estrofas, que han pasado de generación en generación, algunas específicas para el Día del Pilar o Todos los Santos y otras que cambian cada domingo.

Campo es otra de las localidades ribagorzanas donde se conserva esta tradición que los más viejos del lugar recuerdan. De hecho, hoy en día se limita a los domingos de octubre y los días de El Pilar y Todos los Santos pero, antiguamente, duraba todo el invierno como se constata a través de las coplillas que se conservan algunas de las cuales hacen referencia a fiestas como San Antonio, Año Nuevo o la Inmaculada Concepción.

La “despierta” tiene siete paradas concretas, donde se entonan unas coplillas, y, posteriormente, el Rosario. También, en este caso, las coplas han ido pasando de generación en generación, y se alternan cada domingo a excepción de El Pilar y Todos los Santos, fechas en las que se cantan siempre las mismas.

Comentarios