La DPH y los Altos Pirineos siguen estrechando lazos para tener más peso en Europa

Los máximos responsables de la Diputación Provincial de Huesca y del Consejo General de Altos Pirineos, Antonio Cosculluela y Michel Pélieu, han suscrito formalmente el acuerdo por el que se constituye la Agrupación Europea de Cooperación Territorial 'Huesca Pirineos-Hautes Pyrénées' y que, en palabras de Cosculluela, “abre el camino a profundizar en la cooperación transfronteriza, a la que queremos dar una mayor amplitud y que se convierta en algo estable, ese es el reto del momento actual”.

La idea expresada por ambos socios pasa por “hacer del Pirineo Central un ámbito de cooperación económica”, en el que la Diputación Provincial de Huesca y el Departamento de Altos Pirineos trabajen de la mano para impulsar la economía trabajando con las empresas culturales, en sectores como el de las TICs, la agroindustria y los servicios, además de lo que ya se hace en materia de turismo, “considerada la actividad más importante del sector servicios pero no la única, hay muchas más actividades económicas en nuestro territorio”, añade Cosculluela.

Estas valoraciones las ha realizado Antonio Cosculluela en la localidad francesa de Tarbes, en la sede del Consejo General, donde ha tenido lugar la firma del convenio y de los estatutos de este nuevo órgano con la presencia, entre otros, del Cónsul general de España en Pau, Fernando Riquelme, el secretario general de la Prefectura de Altos Pirineos, Alain Charrier, además del diputado de Innovación Local, Luis Gutiérrez, consejeros generales del deparamento francés de Altos Pirineos, representantes de las cámaras y actores institucionales del territorio francés y los responsables técnicos de proyectos europeos en la DPH.

1,7 millones de euros invertidos en la economía de ambos lados

El proyecto Huesca Pirineos-Hautes Pyrénées, en el que ya han trabajado de forma conjunta ambas administraciones -altoaragonesa y francesa- y cuyo desarrollo acaba de finalizar, ha conseguido movilizar los recursos de la economía turística con una inversión de 1,7 millones de euros en la provincia de Huesca y el Sur de Francia. Dentro de los ejes marcados, se han desarrollado proyectos de mejora y modernización de la señalización turística, campañas de promoción turística general y también de sectores concretos como la gastronomía o la agroalimentación, así como la creación y promoción de productos turísticos transfronterizos en común.

“Hemos cubierto una etapa de forma muy satisfactoria -han dicho en alusión a las acciones realizadas hasta el momento- y lo hemos hecho dejando sentadas las bases para seguir avanzando con un instrumento potente, como es la AECT, que nos refuerza institucionalmente y como territorios”, apuntan los máximos responsables de DPH y Altos Pirineos al manifestar que “ha servido también para avanzar en la cohesión de nuestros dos territorios, fomentando un mejor y mayor conocimiento mutuo”.

“Y no solo desde la perspectiva de nuestras dos instituciones, también y de forma muy destacada de nuestros respectivos sectores socio-económicos”, a los que se ha referido hoy el Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Antonio Cosculluela, para explicar la participación de los agentes sociales y económicos del territorio han tenido en las actuaciones del programa desde el Centro de Cooperación Transfronteriza, antecesor inmediato de la AECT “para impulsar la cooperación desde la base, objetivo fundamental de cualquier proyecto europeo como el que nos ocupa”, acaba resaltando Cosculluela.

Comentarios