La reestructuración del Ejército supondrá una "afección mínima" para Jaca

El alcalde de Jaca, Víctor Barrio, y la diputada nacional Blanca Puyuelo mantenían este jueves una reunión en Madrid con Nicolás Enríquez, asesor parlamentario del ministro de Defensa, para hablar sobre la reestructuración del Ejército y su posible repercusión en las unidades con las que cuenta el estamento militar en la ciudad. Se trata de un proyecto que se está estudiando aunque ya se encuentra “bastante avanzado”, según explica Barrio, y en él se decidirá sobre el traslado del cuartel general de la Jefatura de Tropas de Montaña en Jaca e incluso su posible amortización.

El general se iría dentro de dos años a Zaragoza, ciudad en la que se ubicaría la futura brigada orgánica polivalente, mientras que, en principio, el resto de los miembros tendrían posibilidad de reubicarse en otras unidades con sede en Jaca gracias a que el Gobierno va a aumentar la tasa de reposición en las Fuerzas Armadas. Al parecer, se incrementa en 22 millones el presupuesto del Ministerio de Defensa, “lo que podría permitir acrecentar el número de efectivos en la ciudad”, según el alcalde, para quien esta reestructuración va a suponer “una afección mínima para Jaca”.

Respecto a la marcha del general, Barrio remarca que esta decisión se basa en “criterios estrictamente operativos del Ejército, para ser más eficaces y funcionales en sus objetivos”. Las diez brigadas que existen en la actualidad en España se reducen a ocho con la nueva reestructuración. Asimismo, resalta que la de hoy no es la única reunión que ha mantenido en Madrid desde que tuvo constancia de una posible reestructuración de las Fuerzas Armadas, unos encuentros en los que ha remarcado el interés del Consistorio porque Jaca continúe siendo una importante plaza militar como hasta la fecha.

El alcalde resalta “la estrecha vinculación que existe entre el Ayuntamiento y el Ejército”, y añade que esta unión ha quedado patente en los reconocimientos mutuos que ha habido entre ambas instituciones. El Consistorio, que fue nombrado cazador honorario de montaña, otorgó la medalla de oro al Regimiento de Cazadores de Montaña Galicia número 64, el 15 de julio de 1967, y su mayor distinción, el sueldo jaqués. También se quiere crear en la ciudad un futuro museo de tropas de montaña.

Comentarios