El proyecto del vertedero ainsetano en el barranco de Forcaz se someterá a estudio ambiental

Los grupos municipales de Aínsa están expectantes ante la nueva ubicación que el Gobierno de Aragón proponía para la construcción del nuevo vertedero comarcal de residuos de construcción y demolición. No obstante, desde el consistorio aínsetano se insta a elaborar un estudio de impacto ambiental para asegurarse de que el proyecto es viable ambientalmente. Hay un serio problema en la actualidad por vertidos ilegales que se extienden por el territorio en entornos naturales. Esta infraestructura sería la manera de solucionarlo.

El único punto autorizado para verter dichos residuos se encuentra en Barbastro, el desplazamiento supone un coste económico a los constructores y particulares. En la mayoría de las ocasiones se vierten los escombros en montes o en contenedores urbanos.

Para la construcción del vertedero comarcal se llevan buscando ubicaciones unos 4 años. Las dos últimas propuestas eran, en primera instancia, la Trotera, en dirección Boltaña; opción que no obtuvo la aceptación general, o el barranco Forcaz, en dirección a Labuerda, que sí tiene cierta aceptación. El equipo de Gobierno municipal considera positiva la idea pero requiere una evaluación ambiental del proyecto.

No obstante, en CHA ven muchas probabilidades de que esta nueva ubicación tenga un resultado negativo en el estudio de impacto ambiental. Las razones son en primer lugar porque “se situaría en un barranco” y en segundo lugar porque “estaría a 1.400 metros del núcleo urbano siendo que se exigen 2.000”. El equipo de Gobierno indica que la normativa da lugar “a muchas interpretaciones”.

Desde IU hacen hincapié en la preocupación que se vive actualmente con los vertidos ilegales. Recuerdan que la Confederación Hidrográfica del Ebro recientemente mandaba un nuevo requerimiento al Ayuntamiento de Aínsa por el “incumplimiento del vertido de aguas de su matadero municipal”. Desde el equipo de Gobierno apuntan a la necesidad de terminar ya con esta problemática.

Comentarios