Rechazo y oposición al proyecto de reedición de la Aragón-Cazaril

Aragón-Cazaril reunión

Graus acogía una asamblea convocada, conjuntamente, por la Plataforma contra la Autopista Eléctrica y el Consorcio Ribagorza Siglo XXI, donde se ponía de manifiesto el absoluto rechazo a la posible reedición de la Aragón-Cazaril bajo el nuevo nombre de Monzón-Cazaril. En la reunión, en la que participaban vecinos, representantes municipales, de los pueblos, directamente afectados, miembros de asociaciones, de la Plataforma en el Pallars Jussà y miembros de partidos políticos, se informó acerca del proyecto y se acordó, oponerse al mismo, por todos los medios. En diciembre, el día 12, en Puente de Montañana, se llevará a cabo una reunión de trabajo para reactivar Plataforma y Consorcio y concretar acciones en los ámbitos judicial, político y social.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

Desde la Plataforma, se referían a lo alarmante del anuncio de potenciación de las interconexiones eléctricas y la rapidez con la que REESA puso sobre la mesa las posibles líneas, donde volvió a aparecer la Aragón.-Cazaril, contra la que, recordaba, la oposición siempre fue unánime. Carlos González, miembro de la misma, explicaba que, este anuncio, les obliga a movilizarse, nuevamente, y volver a abrir todos los frentes al mismo tiempo.

Joaquín Palacín, diputado de Chunta Aragonesista, señalaba que, desde su grupo, se ha realizado una batería de preguntas para ser respondidas por escrito, con el objeto de conseguir más información acerca de este proyecto. Explicaba que también han llevado el tema a Europa para saber hasta donde va a llegar este anuncio y en qué van a consistir. Recordaba que, hasta la fecha, todas las amenazas de MAT han sido rechazadas por unanimidad en las Cortes y que si, en concreto, la Aragon-Cazaril, se ha parado dos veces, se parará una tercera.

Por su parte, el alcalde de Graus, José Antonio Lagüens, indicaba que la existencia de las antiguas torres de la Aragón-Cazaril, hacen pensar en un aprovechamiento futuro, y decía que, si llega el caso, tendrá que hacerse con garantías y según la normativa vigente y escuchando a las gentes y los pueblos del territorio. En cualquier caso, apuntaba, a una actitud vigilante para reaccionar ante o que pueda suceder.

En la reunión se constataba el rechazo a las dos líneas que REESA plantea en el Altoaragón (Monzón-Cazaril y Sabiñánigo-Marsillon) por el desastre que supondrían para el territorio.

Comentarios