Primera reunión plenaria del Comité de Empresa Europeo del Grupo FerroAtlántica

Representantes de Metal, Construcción y Afines de UGT, Federación de Industria (MCA-UGT), participaban en Chambery (Francia) en la primera Reunión Plenaria que celebraba el Comité de Empresa Europeo del grupo FerroAtlantica, empresa multinacional con presencia en distintos países de la Zona Euro -fundamentalmente en Francia-, y también América del Norte y Sudáfrica.

La representación de MCA-UGT en el CEE es mayoritaria, ostentando la Presidencia del comité Juan José Santisteve, trabajador de la planta de Monzón. El montisonense, junto a la amplia delegación de UGT, participaban en los tres días de Plenario del CEE, propiciando que todos los centros de trabajo del grupo en España estuvieran representados en dicho encuentro.

Tanto los delegados de la federación como el Coordinador IndustriAll, José María Piñero, colaborador de la C.E.F. MCA-UGT Federación Estatal, valoraban positivamente la primera reunión plenaria del CEE FerroAtlantica, donde recibieron amplia información sobre aspectos relevantes de la compañía, en materias fundamentales como la situación económica y financiera, producción y ventas, evolución del empleo, inversiones… tanto a nivel europeo como de las plantas situadas fuera de la UE.

La primera resolución emitida por el plenario, por mayoría absoluta de todos los delegados del Comité, versaba sobre dos cuestiones fundamentales para los trabajadores del grupo: por un lado, la política de Seguridad y Salud, y por otro, la problemática de la tarifa eléctrica en la UE, que amenaza no solamente al grupo FerroAtlantica, sino a todas las empresas del sector.

Sobre esta última cuestión, todos los miembros de la parte social del CEE FerroAtlantica denunciaban públicamente la gran preocupación de los trabajadores del grupo por la situación de incertidumbre derivada por las distintas políticas energéticas desarrolladas tanto por la UE, como por los distintos gobiernos europeos.

Según apuntan, la energía es el coste de producción más importante en el sector, por lo que cualquier cambio legislativo que aumente dicho coste, como está sucediendo, supone una pérdida de competitividad frente a países no pertenecientes a la UE, sufriendo efectos negativos en la industria; por ejemplo en materia inversión.

Desde el Comité Empresa Europeo insisten que, teniendo claro que siendo la primera responsable de marcar las estrategias de desarrollo e inversión la dirección del Grupo, ven indispensable que los distintos gobiernos, tanto de los países como la propia UE, se responsabilicen y no penalicen a la industria europea.

Finalmente, los participantes en este plenario visitaban la planta de producción del grupo en Montricher, en la que todos los miembros del CEE pudieron compartir una jornada enriquecedora con los compañeros de trabajo de dicha planta francesa.

Comentarios