DGA anuncia que antes de final de año estará aprobado el Plan Territorial de Protección Civil

La Comisión Nacional de Protección Civil aprobará, previsiblemente en diciembre, el nuevo Plan Territorial de Protección Civil de Aragón (PLATEAR). Así lo ha anunciado el consejero de Política Territorial e Interior, Antonio Suárez, ante la Comisión de las Cortes de Aragón. Suárez ha recordado que “el plan vigente es del año 1995 por lo que era necesario mejorarlo para adecuarlo a la Ley de Protección Civil y Atención de Emergencias del año 2002 que establece la obligación de revisar los Planes de Protección Civil en un plazo de 4 años, aprobar el catálogo de riesgos, elaborar los mapas de riesgos y elaborar un catálogo con todos los recursos disponibles”.

Además, con esta modificación, el Plan se adecua al nuevo modelo territorial aragonés, incluye el Centro de Emergencias 112 SOS Aragón y actualiza los cambios en el organigrama de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

El consejero ha afirmado que “el Plan prevé los mecanismos que permiten la movilización y la organización de los recursos materiales y humanos necesarios para hacer frente a las emergencias generales que se puedan presentar en Aragón”.

El objetivo, ha dicho Suárez, es pues doble: “Proporcionar un instrumento de respuesta inmediata y, como Plan Director, establecer las normas para la elaboración de los planes de emergencia de orden inferior”.

Este doble objetivo se concreta en las siguientes funciones básicas: Previsión, prevención, planificación, intervención, rehabilitación y formación. El PLATEAR clasifica los riesgos en naturales, tecnológicos y antrópicos

Riesgos naturales: inundaciones, incendios forestales, riesgo meteorológico, riesgo geológico y riesgo sísmico.

Riesgos tecnológicos: transporte de mercancías peligrosas, conducciones de transporte de hidrocarburos y electricidad, actividades industriales, radiológicas y nucleares

Riesgos antrópicos: transporte civil, concentraciones humanas, actividades deportivas, establecimientos de pública concurrencia, fallos en suministros esenciales, incendios urbanos, derrumbes y colapso de edificaciones, riesgo sanitario, acciones terroristas, delincuencia y actos vandálicos y riesgo bélico.

Comentarios