50 años de Atades Huesca: del "oscurantismo" al reconocimiento social

Atades Huesca Radio Huesca premio

En 1964 las personas con discapacidad no tenían la visibilidad actual. 50 años en los que se ha pasado de la vergüenza, del “oscurantismo” y el confinamiento en casa, a la plena integración social de las personas con discapacidad. 50 años han pasado desde que Santos Cebollero empezara con lo que hoy es Atades Huesca, que cerraba con una gran gala un año lleno de actividades y reconocimientos.

Este gran cierre comenzaba con una idea: aquellos que están tan locos como para creer que pueden cambiar el mundo, son los que pueden cambiarlo. Y es que en Atades realmente creen en esta idea, basten dos ejemplos para demostrarlo: el Coro y el Grupo de Danza, que actuaban en la gala y que han llevado su arte por varios escenarios nacionales.

El coro elegía este acto para estrenar el Himno de Atades Huesca, “una voz, un sentimiento y una ilusión”, dice la canción. Y el presidente de la entidad, Lorenzo Torrente, añadía que es “una historia de voluntades y de amor”.

En el acto central de su aniversario, Atades Huesca tenía también un recuerdo para los demás, reconociendo la labor diaria de diferentes sectores de la sociedad con el mundo de la discapacidad. Radio Huesca y Huesca Televisión recibían en manos de su Director General, Eduardo Villuendas, un galardón por sus programas “Los Bandidos de La Hoya” y “Display”. Recibían una distinción también la Obra Social de Ibercaja, las familias de los usuarios, los trabajadores, la administración... y el conjunto de la sociedad. El Justicia de Aragón recibía el reconocimiento de Atades Huesca a toda la sociedad por el apoyo que día a día brinda a la entidad.

Una gala emotiva que tenía también puntos de humor gracias a Pepín Banzo, momentos para el recuerdo con una proyección de imágenes de lo que han sido estos primeros 50 años de Atades Huesca y que cerraba la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, reconociendo “la magnífica obra” de la organización y destacando la “vocación y el cariño” de sus usuarios, que hacen posible un proyecto merecedor del Premio San Jorge 2014.

Atades Huesca lo forman hoy 6 centros, 500 personas de asistencia inmediata, sus familias, 300 trabajadores… y todo fruto de una voluntad: la de unos padres que querían cambiar la situación social de sus hijos, darles visibilidad, y asegurarles un futuro cuando ellos faltaran. Pero 50 años, dicen, “son solo el principio”.

GALERIA DE FOTOS

Comentarios