Juanjo Camacho, un mito de la época moderna de la SD Huesca

Juanjo Camacho homenaje plantilla

Un mito de la época moderna del Huesca. Así definía el presidente del equipo azulgrana, Fernando Losfablos, al capitán Juanjo Camacho que celebraba este jueves con sus compañeros, cuerpo técnico, directiva y con la prensa sus 300 partidos como jugador azulgrana. El club le entregaba una placa con la imagen de San Lorenzo, los medios de comunicación una tarta con unas velas que formaban el número 300, sus compañeros le arropaban y aplaudían en su comparecencia, y para rematar, Raúl Ojeda anunciaba que Camacho renueva por un año más, aunque aún no ha jugado el mínimo de partidos que tiene en su contrato.

Camacho comenzaba este pequeño homenaje algo abrumado por la situación, ya que no esperaba que la sala de prensa del Alcoraz estuviese llena a reventar para recibirle en su comparecencia de los 300. Se acordaba de todos los compañeros y técnicos con los que ha compartido vestuario durante estas 8 temporadas. Espera que esta celebración se pueda culminar esta semana con la victoria en casa contra el Getafe B y el liderato, y a más largo plazo conseguir el ascenso, y quitarse esa espina de no haber formado parte de la última plantilla que subió.

Su mejor recuerdo es haber conseguido con un grupo y un club humilde cuando llegó, las cotas que lograron, las permanencias en segunda, y como peor recuerdo el descenso en Huelva del que quiere ya pasar página. A nivel personal recuerda los goles que logró el segundo año en 2ª contra Cádiz y Villarreal B que prácticamente sellaron la permanencia, y la trayectoria que tuvo de penaltis consecutivos marcados, y el haber madurado y conseguido estabilidad en el Huesca.

Para el futuro, además de seguir sumando partidos con el Huesca, ya seguro al menos una temporada más, quiere ver al equipo azulgrana peleando con los mejores equipos de España. Ve al club como un ejemplo en lo deportivo y en lo económico, por lo que si hubiera una reestructuración del fútbol la SD Huesca merecería estar en lo más alto. Una gran semana para Juanjo, también por la convocatoria de su hermano Ignacio con la selección absoluta, pero sólo piensa en ganar el domingo, y seguir entre los cuatro primeros, algo que ha costado mucho conseguir, y sobre todo seguir devolviendo el apoyo, la confianza y la ilusión a la afición.

Comentarios