Entrañable y divertida cena benéfica de la AECC en Monzón

aecc monzón

Cerca de doscientas personas asistían a la cena benéfica de la AECC de Monzón y Cinca Medio, que este año, giraba en torno al deporte concebido como muestra de superación. Fue una cita muy entrañable, repleta de emociones, sorpresas y regalos, ya que como es habitual, tampoco faltó una gran rifa, compuesta por 200 productos y servicios donados por el comercio y las empresas de la zona.

La velada contaba con la asistencia de los olímpicos Javier Gazol y Álvaro Burrel. A través de un video, también estuvieron presentes los atletas Eliseo Martín y Cristina Espejo, junto al entrenador de ambos, Phondy. Los tres mandaron un mensaje de esperanza y lamentaron no poder acudir a la cena, ya que sus compromisos deportivos se lo impedían. Asimismo, mediante imágenes, también se recordó la I Carrera de la Mujer Ciudad de Monzón, y todas las actividades realizadas por la asociación en el último año.

Previamente, antes de la cena, tomaban la palabra la presidenta de la asamblea local de la AECC, Josela Mur, la presidenta provincial, Aurora Calvo, y la alcaldesa, Rosa Mª Lanau. A la cena también asistían, entre otros, el presidente comarcal, José Antonio Castillón, y los concejales Marisa Mur, Julián Alamán, Mª Paz Alquezar, Jesús Guerrero y Elisa Sanjuán.

Tras los postres, era Rose Haefliger, miembro de la junta local, la que se dirigía a todos los asistentes para leer un escrito en el que narraba su experiencia con el cáncer, de una forma cercana, divertida, sin tapujos ni estigmas. Las emociones alcanzaban su punto álgido al término de su discurso, cuando dijo no estar sola y salieron a acompañarla todas las personas que habían pasado por esta enfermedad.

Javier García Antón fue el encargado de conducir la velada, convertida en una fiesta por la vida, cargada de optimismo, ilusión y momentos inolvidables.

Comentarios