El PSOE propone un nuevo pacto ciudadano para la reforma de la Constitución y la regeneración de la democracia

El secretario General, Pedro Sánchez, subrayaba este domingo en Zaragoza que, frente a un proyecto y un Gobierno “agotados” y un presidente “resignado”, el Partido Socialista propone una nuevo pacto ciudadano para la reforma de la Constitución, la regeneración de la democracia y el fortalecimiento de los derechos y las libertades. Así lo aseguraba tras la reunión, en Zaragoza, del primer Consejo Político Federal de la nueva Ejecutiva, en el que se aprobaba la llamada Declaración de Zaragoza.

Sánchez anunciaba que uno de los acuerdos recogidos en esa Declaración es que el PSOE va a proponer al presidente del Gobierno y al conjunto de fuerzas políticas, abrir en la Comisión Constitucional del Congreso, y con carácter previo a la creación de la ponencia, un proceso de participación de expertos, instituciones y comunidades autónomas, para delimitar el radio de la reforma constitucional y las soluciones que puedan ser objeto de consenso.

Asimismo, los socialistas han acordado exigir al Gobierno la convocatoria de la Conferencia de Presidentes para impulsar medidas en tres direcciones: la regeneración democrática de todas las instituciones de España; para reactivar la economía y crear empleo en todos y cada uno de los territorios, y para dar mandato a lo que dice la ley, es decir, reformar el sistema de financiación autonómica y garantizar con ellos el sostén de la sanidad y la educación pública en todos y cada uno de los territorios de España”.

Durante su comparecencia, el líder socialista insistía en que frente a las rupturas de unos y el inmovilismo de otros, el PSOE propone a la ciudadanía española un gran pacto de renovación constitucional en nuestro país, que regenere la vida democrática, que aborde la transición de la España autonómica a la España federal y defienda a las clases medias y trabajadoras.

El Secretario General del PSOE explicaba que ese acuerdo incluiría blindar los derechos sociales en nuestra Constitución: la educación pública, la sanidad pública y la Seguridad Social. En segundo lugar, regenerar la vida democrática en el país, revisando a fondo el número de aforados y aforadas, limitando los mandatos de la presidencia del gobierno a dos legislaturas, mejorando la representatividad de los políticos respecto a los ciudadanos, o mejorando el funcionamiento de los partidos políticos y su financiación. Y, en tercer lugar, “caminar hacia la España federal”, lo que supondría definir cuáles con las competencias en nuestra Constitución que corresponden al Gobierno de España, a los gobiernos autonómicos y a las administraciones locales; constitucionalizar los principios del sistema de financiación autonómica; reformar el Senado para que se convierta en una verdadera Cámara de representación territorial, y mejorar todos los instrumentos de cooperación entre las Comunidades Autónomas y entre las CCAA y el Gobierno de España.

El líder socialista remarcaba que el PSOE propone una renovación que inyecte optimismo a la política y a la vida pública, porque los ciudadanos lo están exigiendo y el PSOE está dispuesto a responder a ese desafío.

Comentarios