Los vecinos recuerdan el aparatoso rescate del incendio de Ramón y Cajal

Los minutos que pasó una mujer colgada en la fachada de su casa escapando de las llamas del fuego, este domingo, fueron interminables. Un día después del incendio ocasionado en el número 29 de la avenida Ramón y Cajal, los vecinos del bloque hacían balance de los daños ocasionado, recordaban esos tensos momentos y agradecían la “rápida actuación” de los bomberos. Antes de su llegada, un vecino entró al piso y sacó a una de las dos inquilinas de la vivienda, mientras que la segunda se encontraba colgada al vacío, agarrada a los cables de la fachada.

Gracias a la resistencia de la mujer y a los gritos de alerta de los vecinos de un edificio colindante que la veían aferrada a la fachada, los bomberos pudieron localizarla y sacarla a través de la ventana. Según los vecinos, una vela podría haber sido la causa del incendio.

El intenso olor a humo que todavía perduraba este lunes en el interior del ascensor o en los pisos afectados, los rastros de cristales rotos, o los visibles daños en las paredes y suelos son algunas de las huellas que mantienen vivo el recuerdo de los vecinos que pasaron momentos de incertidumbre la mañana de este domingo.

Afortunadamente, más allá de los daños materiales que tendrán que valorarse a partir de ahora, las dos mujeres heridas, que en un primer momento fueron trasladadas al hospital San Jorge, ya han sido dadas de alta.

El incendio se generaba en torno a las siete de la mañana del domingo en una de las viviendas de la planta décima del edificio, requería la intervención de los bomberos, que duró en torno a dos horas y media. Al lugar se desplazaban además, equipos sanitarios, Policía Local y Policía Nacional.

Comentarios