Aumenta la contaminación en los Ibones

El grupo de investigación sobre los ibones de la Universidad continúa obteniendo datos sobre las sustancias presentes en estos lagos de montaña. Según los resultados de los últimos trabajos de este equipo, el contenido de hexaclorociclohexanos (HCHs) en el agua del ibón de Sabocos es mayor en las muestras de agua recogidas en agosto pasado. Es importante reseñar que no se trata de cantidades que supongan un peligro para la población

 

Los análisis realizados en las últimas semanas confirman este aumento de HCHs en el agua de ese lago del Pirineo aragonés.  Estos datos parecen confirmar la hipótesis según la cual el origen de los HCHs detectados en las aguas de Sabocos podría ser el área de Sabiñánigo.

No obstante, para la confirmación de esta hipótesis el grupo de investigación continuará realizando en los próximos meses nuevos muestreos y análisis en los que se podrá contrastar, valorar y evaluar con mayor precisión la presencia y procedencia de dichos contaminantes en las aguas del ibón, así como comprobar si el traslado de residuos ha podido producir algún tipo de impacto significativo en el lago.

 

Es importante reseñar que no se trata de cantidades que supongan un peligro para la población ya que los niveles detectados están muy por dejado de los límites admisibles incluso en agua potable. No obstante tiene un gran interés desde la perspectiva científica.

 

Los isómeros de HCH son compuestos orgánicos persistentes y entre sus características está su facilidad para ser transportados por las corrientes de aire. Los ibones, localizados en zonas frías y remotas de alta montaña son ecosistemas especialmente útiles para detectar este tipo de procesos de contaminación difusa ya que debido a la pureza de sus aguas, las mínimas cantidades de compuestos contaminantes de origen antrópico pueden ser detectados mediante las técnicas analíticas adecuadas.

 

Los datos de esta investigación forman parte de la tesis doctoral de Zoe Santolaria, codirigida por los profesores José S. Urieta y Javier Lanaja, ambos de la Universidad de Zaragoza y cuyo objetivo principal es analizar los ibones como indicadores de los cambios ambientales a gran escala. El grupo de investigación “Ibones” está formado también por los investigadores José María Matesanz, Tomás Arruebo, Carlos Rodríguez-Casals y Alfonso Pardo. Las analíticas se han realizado con la colaboración del Laboratorio de Espectrometría y Compuestos Orgánicos Persistentes (IDAEA-CSIC).

 

TRABAJO PREMIADO EN LA CURUÑA

El  Premio Prismas Casa de las Ciencias 2014 -el mayor galardón a la divulgación de la ciencia en España- entregó este sábado, 15 de noviembre, en la Coruña la Mención Honorífica en la categoría video, al  documental “Montañas de agua: ¿qué está pasando en las ibones?”, un cortometraje realizado por la Universidad de Zaragoza a partir de estas investigaciones que los integrantes de este equipo vienen desarrollando desde hace más de diez años. El profesor Alfonso Pardo, coordinador de este trabajo audiovisual, fue el encargado de recibir esta distinción en el acto que tuvo lugar, en aquella jornada, en el ayuntamiento de la capital gallega.

Comentarios