El presupuesto para agricultura, para consolidar el apoyo a la actividad agrícola, o la agroindustria

El presupuesto destinado a la consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente para 2015 consolida la subida del ejercicio anterior y las buenas perspectivas del departamento en materia agroindustrial y medioambiental. Sin contar con los fondos provenientes de la Política Agraria Común, aumenta un 3%, por lo que el montante total del presupuesto suma un total de 335,3 millones de euros. El consejero Modesto Lobón ha indicado que es un buen presupuesto, que pone de manifiesto la sensibilidad del Gobierno de Aragón en estas cuestiones, dotándolas de un significativo incremento, y haciéndolas compatibles con las líneas rojas en política social y reducción de la carga fiscal a los ciudadanos.

En su comparecencia en las Cortes de Aragón, ante la Comisión de Hacienda, Presupuestos y Administración Pública, para explicar las líneas maestras del presupuesto de su Departamento, Lobón ha explicado que en 2013 se produjo un punto de inflexión y el presupuesto llegó a descender un 26%. A partir de ese momento comenzó una senda ascendente con una notable subida en las distintas partidas, que este año vuelve a producirse, por lo que se trata de un buen presupuesto.

 

Tampoco se pierde financiación europea, aseguraba. Y es que se prevé cumplir con la ejecución total de las partidas correspondientes al Programa de Desarrollo Rural 2007-2015, pendientes de llevar a cabo en el próximo ejercicio. Tal y como el consejero ha puesto de manifiesto, el Departamento realiza en este ejercicio un particular esfuerzo para garantizar los fondos europeos, ya que su aportación sube de 160 a 177 millones de euros, ante la disminución de la aportación del Ministerio.

 

En líneas generales, cabe destacar el apoyo que el Gobierno de Aragón da a los medios productivos basados en la actividad agrícola y ganadera para aumentar la competitividad industrial, y a la política medioambiental, centrada particularmente en el desarrollo óptimo de los espacios naturales protegidos de Aragón y en las distintas actuaciones relacionadas con la depuración.

 

Con todo, desde la Dirección General de Desarrollo Rural, se ha apostado por dar una adecuada dotación presupuestaria y aumentar la inversión destinada a la incorporación de jóvenes agricultores, que pasa de 7,7 a 9 millones de euros, a la modernización de regadíos, que de 16,7 millones de euros asciende a 19, y al programa LEADER, que alcanza los 14 millones de euros. Además, dentro del Capítulo VI, se destina una destacada inversión a actuaciones en materia de regadíos en Pozuelo del Campo, Ayerbe, Monreal de Ariza, Ballobar, Huerta de Gelsa, La Almolda, Alcubierre, Las Cuerlas, Calanda-Alcañi, entre otras localidades. A este respecto Lobón ha recordado “la nueva apuesta de creación de regadíos a partir de una colaboración pública-privada con el fin de aumentar el cumplimiento de los compromisos y los plazos en esta materia”.

 

Por otro lado, y en base al impulso decidido que desde el Gobierno se le otorga al sector agroalimentario, éste también se va haber reforzado contando con una mayor partida presupuestaria para ayudas y formación. Por ello, la Dirección General de Alimentación y Fomento Agroalimentario aumenta su presupuesto en un 3%. Se mantiene el apoyo a las ADS de 1,3 millones, únicamente con fondos de la DGA. “Es un gran esfuerzo que se ha hecho para mantener los compromisos con el sector. Este esfuerzo es particularmente destacado en el ovino al que se le está manteniendo la campaña contra la brucelosis al 100% de las ovejas, cuando solo es exigible al 25%. También se está manteniendo la campaña contra la tuberculosis del vacuno. Las dos campañas suman más de 2 millones de euros”, ha incidido el consejero Lobón.

 

En esta misma materia, también se producen notables incrementos en el presupuesto destinado a las ATRIAS, a la lucha contra las plagas y a la Red Experimental Agraria, es decir, a la transferencia de tecnología.

 

Pero entre todas las partidas, cabe señalar el aumento significativo de dotaciones presupuestarias dirigidas a favorecer la política medioambiental. El Instituto Aragonés del Agua aumenta en 9.500.000 euros su partida para poder garantizar el funcionamiento de las depuradoras, poner en marcha las plantas de tratamiento de purines y realizar algunas actuaciones locales.

 

Por su parte, la Dirección General de Conservación del Medio Natural cuenta con 3 millones más de presupuesto destinado a reforzar las distintas actuaciones en los Espacios Naturales Protegidos y garantizar las ayudas agroambientales, además de mantener la misma atención a todo lo relativo en materia de caza, pesca y biodiversidad. “Se llevará a cabo un plan de choque para un mejor uso y disfrute de los ENP, mejorando senderos, la señalización y los centros de interpretación”, ha asegurado Modesto Lobón. En este aspecto, cabe destacar la cuantía destinada al entorno y las distintas actividades de La Alfranca, al nuevo centro de interpretación de Villarluengo, y al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido,

 

Atendiendo a otras materias, la Dirección General de Gestión Forestal aumenta este año su presupuesto, pasando de 17,7 a 22,8 millones de euros. Ello es debido a que en este ejercicio se ha presupuestado íntegro en esta Dirección General lo relativo al operativo de incendios.

 

Por último, el 90% del presupuesto dirigido a Calidad Ambiental va a estar destinado a la nueva lucha contra la descontaminación del Barranco de Bailín “que ya se ha iniciado con carácter de emergencia”, ha destacado Lobón. Con respecto al ejercicio anterior, la partida total de esta dirección disminuye en unos 2 millones de euros, pero se debe a la no inclusión de la obra del traslado de los residuos de lindano al nuevo vaso de seguridad, y que supuso una cuantiosa inversión el año pasado.  

Comentarios