El centro A Lurte estrena un boletín sobre aludes esta temporada invernal

El centro A Lurte de Canfranc continuará trabajando este invierno para reducir el número de accidentes y las situaciones de riesgo en la montaña y lo hará, por ejemplo, con un nuevo boletín sobre el peligro de aludes en el Valle de Canfranc. También organizará charlas divulgativas sobre rescates, cursos formativos de distintos niveles para esquiadores de montaña a partir de enero, y ofrecerán talleres para niños en los colegios de Jaca y en las propias estaciones.

El boletín de peligro de aludes se publicará los martes y viernes a partir de diciembre y ofrecerá información desde la zona de Villanúa hasta la frontera con Francia. Además de detallar el estado de la nieve fuera de pistas, alertará de posibles situaciones de peligro como avalanchas de nieve húmeda o de placa, y una predicción para las próximas 24, 48 y 72 horas.

En la página web del centro (www.alurte.es) podrá consultarse el boletín o inscribirse para recibir cada nuevo número en el correo electrónico. Desde este centro pirenaico de referencia para la gestión de riesgos de montaña confían en que la suma de información precisa sobre el estado de la zona y formación sobre la manera de proceder dé cómo resultado una disminución del número de accidentes.

Para obtener la información que posteriormente se plasmará en los boletines, el centro A Lurte cuenta con estaciones meteorológicas de las que recibe datos constantemente y con seis personas que realizan distintas mediciones y pruebas en el monte para calcular la estabilidad de las laderas. Con todo ello y los datos de la predicción meteorológica, consiguen prever también el peligro de alud.

Sobre la situación actual del valle, desde el centro explican que a partir de los 1.900 metros ya existe una capa continua de nieve suficiente como para poder esquiar. Alertan de que es necesario tener cuidado sobre todo en las zonas situadas debajo de las rocas porque se pueden producir purgas y evitar las horas de más calor. En esta época del año, los más frecuentes son los aludes de nieve húmeda o deslizamiento, por lo que también es recomendable evitar las zonas que han estado más venteadas.

Comentarios