El Consejero de Hacienda afirma que 2015 será el año de la recuperación

Unos presupuestos “minuciosos, disciplinados y rigurosos” que responden a las previsiones macroeconómicas del próximo ejercicio, en el que, “desde la prudencia” y “pese a las dificultades”, ha enfatizado el consejero, “se comienza a vislumbrar ya un futuro mejor”.

Tras el cambio de tendencia que se inició “tímidamente” hace un año, Javier Campoy, consejero de Hacienda, ha destacado que “2015 será el año de la aceleración de la recuperación económica en Aragón”. Un año, por tanto, con mejores ingresos tributarios.

Son algunas de las cuestiones que el propio Javier Campoy esgrimía en su defensa del proyecto de Ley de Presupuestos de Aragón para el próximo año en el debate de totalidad celebrado en la sesión plenaria del Parlamento autonómico.

El crecimiento económico, que las previsiones oficiales cifran en el 2% del PIB aragonés, es la base sobre la que se ha fijado el llamado techo de gasto no financiero, que en 2015 alcanzará los 4.654 millones de euros. Son 20 millones más que en 2014, año en el que Aragón ya subió su capacidad presupuestaria en 47 millones,.

En cuanto a la reducción de intereses financieros, que en 2015 supondrá un ahorro de 21,7 millones, el consejero de Hacienda ha indicado viene determinado “tanto por las circunstancias de mercado general, como por imagen de España, como por imagen de Aragón. No estaban a nuestro alcance estos últimos años. Nos lo hemos tenido que ganar con seriedad, con disciplina y con mucho esfuerzo. Generamos confianza y eso nos permite captar financiación a precios más baratos que nunca, algo para lo que trabajamos duramente”, ha asegurado. Es la primera vez que baja este capítulo de gasto en los últimos siete años.

Javier Campoy ha sostenido que el crecimiento económico viene siempre acompañado de mejoras en la recaudación, “y de más servicios y mejores derechos”. A este respecto, ha subrayado que “el incremento de ingresos es un síntoma de recuperación”.

En el capítulo de gastos, el proyecto de Ley de Presupuestos para 2015 revela con claridad las prioridades del Gobierno de Aragón: el refuerzo de las políticas sociales, la apuesta por la recuperación económica y la creación de empleo, y la vertebración del territorio.

En cuanto al análisis de las cifras del Presupuesto, destaca como máxima prioridad la inversión en políticas sociales, que suman 2.952 millones, esto es, una ligera subida de 9 millones respecto a 2014. “Este mantenimiento y subida demuestran que el Gobierno de Aragón mantiene su compromiso irrenunciable con el Estado del Bienestar”, ha destacado Campoy.

Sanidad y servicios sociales superan los 1.910 millones, un 41% del presupuesto global, para mantener y mejorar la calidad asistencial a todos los ciudadanos. “Ahí tienen la valoración de la Sanidad por parte de los aragoneses: mejor que nunca”, ha apuntado el consejero, en referencia al último Barómetro Sanitario del CIS de julio de 2014, según el cual Aragón es por segundo año consecutivo la Comunidad donde las personas están más satisfechas con el sistema sanitario público.

En servicios sociales se concentra buena parte del esfuerzo del Presupuesto 2015, que se ha volcado en reforzar las ayudas a los más necesitados. Por ello, aumenta el Ingreso Aragonés de Inserción en 2 millones -la dotación total alcanza ya los 30 millones, que contrasta con los 6,5 millones que se destinaban en 2010- y las ayudas a la dependencia crecen en 2,25 millones.

Comentarios