Triunfo total de Miguel Poveda en Huesca

El cantante catalán, afincado en Andalucía, Miguel Poveda, logró llenar este sábado el auditorio del Palacio de Congresos de Huesca, donde ofreció un concierto de copla y flamenco, que entusiasmó a los cientos de oscenses que abarrotaron el recinto, y que jalearon y aplaudieron al músico a lo largo de las casi dos horas y media de concierto, que en sus momentos finales contó con la interpretación de La Leyenda del tiempo, de Camarón.

Y eso que Poveda ya comenzó ganándose al público, al contar en un gracioso monólogo, los nueve meses que vivió en Huesca, hace 22 años, cuando le tocó hacer aquí su Servicio Militar. Al regresar a casa, no pudo volver a la fábrica de la que salió, por lo que decidió dedicarse profesionalmente al mundo de la música. Una decisión que agradece a la mili, a Huesca, y al Cuartel Sancho Ramírez.

El concierto se dividió en tres partes diferenciadas. En la primera, Poveda musicó preciosos sonetos y poemas de Lope de Vega, Rafael Alberti o Miguel Hernández, comenzando con una original versión de "Para la libertad". La segunda parte, mucho más extensa, pues ésa es la esencia principal de Miguel Poveda, se centró en el flamenco, con diversos estilos, y con Juan Gómez, "Chicuelo" a la guitarra, y en algunos momentos con el percusionista Paquito González. Palos y cantes de Cádiz, se fueron alternando con otros que llegaban en un recorrido desde esa capital andaluza hasta Málaga, pasando por Sevilla. Malagueñas, tangos, cantos mineros, bulerías o soleás sonaron de forma excepcional en el Palacio de Congresos.

La tercera parte tuvo como protagonista la copla, con la intepretación de las más famosas, pasadas por el filtro de Poveda, que las hacía únicas. Le acompañó al piano el maestro Joan Albert Amargós.

El público puesto en pie, y aplaudiendo largamente, logró varios bises de Poveda, uno de ellos cantado incluso entre el público. Momento especial fue La leyenda del tiempo, de Camarón. Terminó cantando "Ojos verdes", mientras desaparecía por bambalinas.

Comentarios