Riegos del Alto Aragón propone medidas para paliar los efectos del lindano

La Comunidad General de Riegos del Alto Aragón ha presentado, ante el pleno de las Comisiones de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Ebro, una batería de medidas, para paliar el efecto de la contaminación por lindano. El colectivo regante recuerda que, haciendo un ejercicio responsable de sus competencias, han priorizado el suministro de agua para consumo humano desde el río Cinca, y está estudiando diversos escenarios que pueden producirse, en función del agua disponible, apta para riego, en el Gállego. Como no es una causa natural, además, piden que se les condonen las Tarifas de utilización del agua y cánones de regulación que les afectan.

Creen que es necesario adoptar medidas extraordinarias relativas al volumen de agua embalsada en los ríos Gállego y Cinca, por motivos de emergencia, de forma que no podrán cumplirse los acuerdos del Pleno de la Comisión de Desembalses al respecto, en algún caso. La Comunidad General ha solicitado que se tomen por la Confederación Hidrográfica del Ebro, por el órgano competente, las siguientes decisiones:

Que el agua embalsada y regulada en Búbal y Lanuza, se destine exclusivamente al Sistema de Riegos del Alto Aragón. Ello en aplicación del Decreto, por el que se aprueba la construcción de los embalses de Lanuza y Búbal para la regulación del alto Gállego, con destino a los regadíos del Plan de Riegos del Alto Aragón.

Que el volumen embalsado en El Grado y Mediano sea, al menos, de 800 Hm3 durante el mayor tiempo posible con destino a Riegos del Alto Aragón, a fin de aumentar la garantía de agua y su óptima calidad. Que en caso necesario se restrinja el desembalse de El Grado al río, computando las aportaciones del Ésera en la satisfacción de las concesiones fluyentes del río aguas abajo de su desembocadura, especialmente de las tomas hidroeléctricas de Hidro Nitro .

Se tenga en cuenta que el agua embalsada en La Sotonera al acabar la campaña de riego de 2014, que cumplía los estándares de calidad de agua para riego y ha sido desembalsada con fines de dilución en el Bajo Gállego, debe ser compensada, pues se ha comprobado que en el río se regenera el agua y hay muchos días que llegan las aportaciones al azud de Ardisa con muy bajos índices de contaminación.

Los problemas que pueden producirse en la campaña de 2015 por falta de agua embalsada o por insuficiente capacidad de transporte del Canal del Cinca en el momento de mayor demanda, no obedecen a causas naturales, lo que debe dar lugar en su caso a la condonación de las Tarifas de utilización del agua y cánones de regulación que afectan a Riegos del Alto Aragón. La empresa INQUINOSA finalizó los vertidos en 1989, aunque se produjeron filtraciones de lixiviados de HCH con posterioridad. Las actuales filtraciones o arrastres de lindano al río se han debido de producir por la manipulación de residuos en el vertedero de Bailín. En tal caso debe procurarse una solución técnica inmediata y definitiva y procurar minimizar el impacto que puede ocasionar al regadío y a los regantes. Todo ello, sin perjuicio de la reserva de acciones, como pueda ser una reclamación patrimonial por daños  y perjuicios, que correspondan en Derecho a ésta Corporación.

Comentarios