La alcaldesa de Monzón asegura que la situación ante la alerta por un posible caso de ébola está controlada

Al poco de conocerse el posible caso de ébola en Monzón, la alcaldesa, Rosa María Lanau, lanzaba a la población un mensaje de tranquilidad en el sentido de que el personal sanitario estaba haciendo lo que correspondía; se mantenía en contacto permanente con el Gobierno de Aragón, intercambiando varias llamadas con la presidenta, Luisa Fernanda Rudi, y manifestaba que lo que procedía era esperar a conocer los resultados de los análisis a los que iban a someter al enfermo.

Rosa María Lanau permaneció toda la tarde en contacto con la coordinadora del centro, los responsables sanitarios y el Gobierno de Aragón. En sus primeras declaraciones pidió a los vecinos “tranquilidad” y explicó que el protocolo se había activado correctamente y los profesionales de la sanidad y la seguridad ciudadana estaban actuando “como correspondía”. En cuanto a los pormenores del traslado y el tratamiento del paciente, se remitió a las informaciones facilitadas por el Gobierno de Aragón.

“Entiendo que hicimos lo que había que hacer y siempre de acuerdo con el protocolo. Hablamos con los vecinos, informamos de que el caso era meramente una “sospecha”, sin por ello quitarle importancia, y pedimos que no saltara una alarma injustificada. El paciente se encuentra controlado en el hospital de referencia para el ébola y sus compañeros de piso tienen que tomarse la temperatura cada cierto tiempo (48 horas sin salir a la calle) e informar al centro de salud de cualquier posible síntoma”, declaraba Lanau.

“Los vecinos del edifico pueden hacer vida normal, sin ninguna precaución especial. Sólo en el caso de que el resultado de los análisis del maliense fuera de ébola positivo, estarían controlados 21 días y se les tomaría la temperatura cada doce horas. Una alteración determinaría el siguiente paso”.

La alcaldesa insistía que “se ha actuado con diligencia ante una emergencia de carácter sanitario cuya respuesta está prevista por el Gobierno de Aragón. Es lógico que los ciudadanos se preocupen, pero les puedo asegurar que se han puesto todos los medios para una rápida solución. De todo lo que suceda en el Royo Villanova informaremos puntualmente. Las llamadas de la presidenta Rudi a lo largo de la tarde fueron constantes, y también he hablado esta mañana con ella y con el consejero Ricardo Oliván. Quiero felicitar al personal sanitario y de las fuerzas de seguridad”.

Comentarios