El siguiente paso en la ley de los servicios de bomberos es desarrollar su organización y funcionamiento

A preguntas de los periodistas, el Consejero de Política Territorial e Interior, Antonio Suárez, re refería en su reciente visita a Monzón a la optimización de recursos de las comarcas del Cinca Medio y La Litera en materia de Protección Civil y Extinción de Incendios, así como a la planificación global a nivel autonómico.

Audio sin título

En este último caso, explicaba que era necesario hacer una ley que regulara específicamente los servicios de prevención, extinción de incendios y salvamentos, es decir, los servicios de bomberos, ya que hasta ahora solo había una ley global de Protección Civil. Ese texto está vigente desde marzo de 2013.

Una vez aprobada la ley, resultaba fundamental desarrollar tres cuestiones concretas, mediante otros tantos decretos: la organización y funcionamiento de estos servicios; la academia aragonesa de bomberos, que ya está creada y ahora se está tramitando la composición del consejo rector de la academia; y el registro de bomberos, cuyo decreto es el único que falta por aprobar, pero que según aseguraba Suárez, pasará por el próximo Consejo de Gobierno.

El siguiente paso es desarrollar el primero de los decretos: la organización y funcionamiento de los servicios de bomberos. Tal y como recordaba el consejero, se establecen 15 zonas de intervención y ahora hay que determinar dónde se instalan los parques principales, y dónde los secundarios y de apoyo. Es decir, configurar la red de parques que Aragón debe tener en un plazo de 6-8 años, para pasar de la actual situación a los recursos absolutamente necesarios, de forma que el nivel de respuesta sea de 35 minutos como máximo, de un servicio dirigido por bomberos profesionales.

Según manifestaba Antonio Suárez, se están cumpliendo los plazos para que los servicios estén lo mejor dispuestos posibles en el territorio para la mejor atención posible a los ciudadanos.

Comentarios