La comisión de absentismo escolar de la Jacetania trabaja en 65 casos

Centros educativos, el Servicio Social de Base, el Servicio provincial de Menores y el Salud cooperan en la comisión comarcal de absentismo escolar, que en la actualidad tiene 65 expedientes abiertos de diferentes chicos y chicas que superan el límite de faltas de asistencia establecido. Esta comisión trabaja en la zona desde el año 2006. Los casos de absentismo, la mayoría de ellos en educación secundaria, han aumentado, pero sus responsables subrayan que la principal causa es que se ha incrementado la detección.

Desde la comisión explican que de los 65 expedientes abiertos en estos momentos, algunos ya “están controlados”, pero se mantienen en vigencia hasta que los alumnos cumple los 16 años. Sin embargo, alertan de que, en la mayor parte de los casos de absentismo, a esa edad se produce el abandono de los estudios, sin haber finalizado la Educación Secundaria Obligatoria y con niveles curriculares muy bajos.

Para la detección de estos casos es fundamental la labor de los centros y los tutores de los chavales en primera instancia. Una vez que ellos han hablado con el alumno y su familia y se ha alcanzado el número de faltas establecidas en el protocolo de actuación, son los encargados de trasladar el caso a la comisión comarcal. La comisión se reúne mensualmente para analizar las propuestas de aperturas de expedientes y la situación de los ya abiertos. Está coordinada por la Fundación Azcara, que dirige todas las comisiones de absentismo que están en marcha en nuestra comunidad. Además del resto de entidades integrantes, la comisión mantiene una coordinación muy estrecha con la Policía Local.

En cuanto al perfil de los chicos y chicas que suelen presentar esta problemática, la mayoría proviene de familias desestructuradas, que no dan la suficiente importancia a la educación, pero también hay chavales que deciden faltar a clase, en muchos casos, por falta de control por parte de los padres. Para que su caso pase a la comisión de absentismo, deben faltar más de cuatro días en un mes, diez en un trimestre o veinte hasta fin de curso.