El PSOE plantea una ley para reducir la factura eléctrica a los regantes, en un 50%

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Javier Sada, ha presentado una ley en las Cortes de Aragón que permitiría reducir la factura eléctrica a los regantes aragoneses cerca del 50%. Sada señalaba que la proposición de ley presentada en las Cortes modificaría tres leyes nacionales y permitiría disponer de dos potencias diferentes para el regadío, a lo largo de doce meses, en función de la necesidad de suministros para esta actividad. La iniciativa socialista, que sigue a otras planteadas por otras comunidades autónomas, deberá pasar por las Cortes de Aragón antes de llegar al Congreso de los Diputados.

El portavoz socialista explicaba que en Aragón existen casi 500.000 hectáreas de regadío, lo que supone el 12 % de las tierras en el conjunto del país y genera el 74 % de la producción agraria aragonesa. En Aragón, el sobrecoste de la elevación del precio de la luz ha supuesto para los regantes más de 11,4 millones de euros. Con la reforma energética los costes fijos han subido en un 1000% y hasta un 110% la factura eléctrica de los regantes, con un coste de hasta 300 euros por hectárea y año.

Javier Sada indicaba que esta elevación de precios eléctricos lastra la competitividad del sector agrario, como ocurre también con el sector industrial. De hecho, la desaparición de las tarifas reguladas específicas para el regadío, un sector altamente estacional, ha provocado que el sector haya visto cómo se han disparado los costes energéticos, al incrementarse el término de potencia. El portavoz socialista critica que la reforma energética del ministro Soria lastra al sector agrario.

El diputado indicaba que la proposición de ley del PSOE aragonés plantea tres modificaciones de leyes: La ley 37/1992, de 28 de diciembre del Impuesto sobre el Valor Añadido; La ley 24/2013, de 26 de diciembre, para ofrecer una alternativa de reducción de costes energéticos a partir del autoabastecimiento eléctrico flexibilizando las condiciones de contratación de suministro eléctrico para las actividades intensivas en energía y con estacionalidad, de forma que el regadío pueda disponer de dos potencias diferentes a lo largo de 12 meses en función de la necesidad de suministro para esta actividad; La ley 2/2011 de 4 de marzo, de Economía Sostenible, que refleja el compromiso de las administraciones públicas con el regadío para mejorar su competitividad y se propone un tipo reducido del impuesto del valor añadido a la factura eléctrica;

Por último se modificaría el apartado 2, del artículo 82 de la Ley 2/2011 de 4 de marzo para la sustitución de fuentes convencionales por fuentes renovables en instalaciones agrarias