Jaca recupera la "zoca" de Navidad como símbolo de unión

El Consejo Sectorial de Fiestas del Ayuntamiento quiere recuperar la tradición de la zoca de Navidad como “vínculo” entre los jaqueses. Para ello, va difundir en qué consistía la antigua costumbre pirenaica en torno a este particular tronco a través de charlas en los tres colegios de la ciudad, de los escaparates de los comercios y establecimientos hosteleros, que exhibirán sus propias zocas, y de una conferencia el próximo lunes 15 enmarcada dentro del “Club de la Palabra” organizado por el Centro de Inciativa y Turismo.

Además, jacetanos y visitantes pueden conseguir su propia zoca gracias a la colaboración de Asapme, la Asociación Aragonesa Pro Salud Mental, en el mercado solidario que se celebra este puente en la plaza Biscós. Y el lunes 22, se encenderá la hoguera del solsticio de invierno y una gran zoca en la plaza de los Patinadores, con merienda para los asistentes y la actuación de los Gaiters de Chaca. Desde el Consejo de Fiestas explican que, aunque esta Navidad se le va a dar el “empujón definitivo”, hace tiempo que trabajan en la recuperación de esta tradición y la potenciación de “lo nuestro”.

La zoca de Navidad era un gran tronco que se encendía antiguamente en las casas el día de Nochebuena. Estaba bendecido con las cenizas recogidas en la misa del Gallo y con el rito que pronunciaba uno de los hijos: “Buen porrón, buen tizón, buen varón, buena casa, buena brasa. ¡Qué dios bendiga a los amos de esta casa!”. Durante las Navidades la zoca se iba consumiendo lentamente, hasta que el día de Reyes sus cenizas, consideradas sagradas, se esparcían por los campos para proteger las cosechas de las plagas.

El Consejo Sectorial de Fiestas del Ayuntamiento es un órgano consultivo de participación ciudadana en el que están implicadas distintas asociaciones de la ciudad, que aportan sus proyectos y sugerencias para mejorar distintas celebraciones como la Navidad, los Carnavales o las Fiestas de Jaca.