El Tota Pulchra se cantará en Huesca, ya como Bien de Interés Cultural Inmaterial

tota pulchra

El canto del Tota Pulchra, en la tarde de este domingo, 7 de diciembre, víspera de la Inmaculada, tiene este año un motivo de celebración, ya que el pasado 22 de julio esta ceremonia fue declarada Bien de Interés Cultural, y pasó a formar parte del patrimonio inmaterial aragonés. Habrá dos actividades complementarias. Tras la ceremonia, se representará una obra de teatro que data del año 1609, y se cuenta con una exposición "Alma Mater: la Universidad de Huesca 1354-1845", en el Museo de Huesca, con la que se quiere ilustrar cómo fue la historia y evolución de la Universidad Sertoriana.

En la víspera de la Inmaculada se canta del Tota Pulchra, en una celebración en la que participan el Ayuntamiento deHuesca, el IES Ramón y Cajal, heredero de la Universidad Sertoriana, y el Cabildo Catedral, instituciones que, desde el siglo XVI han defendido el dogma de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María. la ceremonia tradicional tendrá lugar en la Catedral de Huesca, a las 7 de la tarde.

La relación entre Huesca y esta festividad data del siglo XIV, aunque una de las fechas más importantes es el año 1564. Ese año, tras un nuevo brote de la peste,

el ayuntamiento y el Cabildo Catedral hicieron voto de defender el privilegio mariano, uniéndose a ellos la Universidad.

El mismo domingo, tras la interpretación del Tota Pulchra, a las 8 de la tarde, y en la plaza de la Catedral, se representará la obra de Teatro Escolar "Acto a la venida de las Santas reliquias del Glorioso San Orencio", del poeta oscense Juan Miugel de Luna. La obra, que será interpretada por Producciones Viridiana, fue compuesta para que los alumnos de Dimas Mas, maestro de leer y de escribir del Concejo, la representasen con motivo de la llegada de las reliquias de San Orencio a la ciudad, en 1609.

Por otro lado, el Museo de Huesca cuenta con la exposición "Alma Mater: la Universidad de Huesca, 1354-1845", en el Museo de Huesca. Se trata de una muestra que pretende ilustrar cómo fue la hisotria y evolución de la Universidad Sertoriana, que nació el 12 de marzo de 1354 de la mano del Pedro IV, el Ceremonioso, por petición de los ciudadanos. En la muestra, que se podrá visitar hasta el 31 de enero, se pueden ver libros de lecciones, de cuentas o pergaminos que reflejan, tanto sus momentos de esplendor, como los obstáculos que encontró la Universidad en su largo recorrido. Además, está instalada en el magnífico edificio, diseñado por Francisco de Artiga, que antiguamente se utilizó como espacio para el Teatro de la Universidad.

También se ha puesto en marcha la iniciativa de "Gradúate en la Sertoriana", en la que se ofrece la posibilidad de conservar visitas con centros escolares, a través del mail: universidadsertoriana@gmail.com.