El Gobierno de Aragón aprueba la integración del CASAR en el SALUD

Hospital Jaca protesta pancartas

El Consorcio Aragonés Sanitario de Alta Resolución (CASAR) se integrará plenamente en el Servicio Aragonés de Salud antes de que acabe este año y el 1 de enero de 2015 será el primer día en el que los centros del CASAR y sus trabajadores, ya pertenecerán al Servicio Aragonés de Salud (SALUD). El Consejo de Gobierno daba el visto bueno este martes y está previsto que, para su aprobación definitiva, esta iniciativa se tramite por Ley de lectura única antes de fin de año.

En el hospital de Jaca, solo los 33 trabajadores que entraron como empleados del Ayuntamiento serán considerados empleados públicos y podrán acceder a posibles concursos de traslado. El resto del personal procedente del Consorcio con contrato laboral de duración indefinida se quedará con la misma condición en su centro y en su plaza, con el mismo contrato. Se realizará con la condición de “a extinguir” en el momento de su jubilación o que deje voluntariamente esa plaza. Este personal no adquirirá la condición de empleado público, algo que no convence a los empleados del Hospital de Jaca. Consideran que el proyecto de Ley no incluye las garantías necesarias, para mantener de forma “indefinida” los derechos adquiridos por los trabajadores y la cartera de servicios

Desde el Departamento de Sanidad insisten en que “la asistencia sanitaria, la cartera de servicios y los trabajadores van a seguir siendo los mismos pero ahora bajo el paraguas del SALUD” y en que “lo único que va a notar el paciente es el cambio de bata del profesional”. Aseguran que “ganarán en conocimiento de casos y adquirirán una mayor destreza y experiencia”, pues los médicos se van a integrar en los servicios correspondientes a su especialidad del hospital de referencia, que en el caso de Jaca es el hospital San Jorge de Huesca.

Los trabajadores únicamente podrá adquirir la condición de empleado público mediante la superación de las correspondientes pruebas selectivas que, en su caso, se puedan convocar por la Administración Pública. El personal laboral temporal que en la fecha de cese de actividad se encuentre prestando servicios en los centros del Consorcio continuará prestando dichos servicios sin solución de continuidad en los mismos centros, en la modalidad de personal funcionario, laboral o estatutario temporal que corresponda, en función del nombramiento o contrato laboral de origen y de las plantillas que se establezcan para dichos centros.