El Ayuntamiento de Monzón recibe un premio nacional en Prevención de drogodependencias

Doce ayuntamientos y una diputación provincial han sido distinguidos por sus buenas prácticas en prevención de drogodependencias. Entre ellos, el Ayuntamiento de Monzón, gracias al Programa de Habilidades Educativas, y representado en la entrega de premios por la alcaldesa, Rosa Mª Lanau, y la concejal de Familia e Integración, Mari Paz Alquézar.

Estos galardones, entregados por la FEMP y la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, reconocen las políticas preventivas que desarrollan las entidades locales. Se enmarcan en la Convocatoria de Buenas Prácticas en Drogodependencias, surgida del convenio de colaboración firmado en 2002 entre ambas organizaciones. Este año alcanzan su quinta edición.

Los diplomas eran entregados por el Secretario General de la FEMP, Ángel Fernández, y el delegado del Gobierno para el Plan sobre Drogas, Francisco de Asís Babín, en el transcurso de una jornada sobre colaboración en las políticas de drogas entre la Administración Central y las Entidades Locales. Se establecían tres categorías:

En el apartado de estrategias y planes de prevención, los premiados eran el Ayuntamiento de Vigo, la Diputación Provincial de Huelva, y el Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona). En el área de prevención escolar, los ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria y Mairena de Aljarafe (Sevilla). En prevención familiar, el Ayuntamiento de Monzón y el de El Ejido (Almería). En el apartado de prevención comunitaria, los ayuntamientos de Tarragona, Medina del Campo (Valladolid) y Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Centro de Prevención Comunitaria de Monzón

El Centro de Prevención Comunitaria (antes Módulo Psicosocial de Drogodependencias), dependiente de la Concejalía de Familia e Integración, diseña el Programa de Habilidades Educativas en las Familias. La plantilla la componen una sicóloga y una trabajadora social.

El objetivo del centro es “favorecer en el entorno familiar la adquisición de estrategias que disminuyan los factores de riesgo y aumenten los de protección hacia el consumo de drogas, mediante la mejora de las habilidades educativas de los padres y la información sobre las drogas y su prevención”.

El esquema de trabajo se basa en un ciclo de tres o cuatro charlas, de 15.15h a 16.45h., dirigida a los padres y tutores interesados, divididos en dos grupos (Primaria y Secundaria).

El Centro de Prevención detalla en la memoria del programa que existe demanda de información y asesoramiento de familias “con problemas en la gestión de la convivencia familiar”. Por otro lado, los profesionales de los centros educativos también señalan la necesidad de ofrecer herramientas a los padres para hacer frente a los conflictos que surgen en la convivencia familiar, cómo implantar normas y límites, cómo corregir los estilos educativos inapropiados, cómo atajar la amenaza de las drogas, etcétera.