Hallados sin vida los dos universitarios desaparecidos en la vertiente francesa del Portalet

La Gendarmería ha encontrado los cuerpos sin vida de los estudiantes franceses desaparecidos el pasado viernes. El vehículo, un Peugeot 206 blanco, fue encontrado en el desfiladero de Tourmont, en la vertiente francesa del Portalet, cerca del municipio galo de Laruns, con Julian y Sarah, de 22 y 21 años de edad, en el interior. El coche se salió de una carretera que tiene muchas curvas.

Un equipo de buceadores del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas, Geas, de las Guardia Civil rastreaba durante la mañana del jueves en los embalses de Búbal y Lanuza, en búsqueda de los dos jóvenes universitarios franceses, Julien Pérez-Piguet, de 22 años, y Sarah Mazerolles de 21, desaparecidos en el Pirineo cuando se desplazaban a su país desde Zaragoza, ciudad en la cursaban fisioterapia en la Universidad San Jorge.

La Guardia Civil, que colaboraba en la búsqueda con la Gendarmería del departamento francés de Pirineos Atlánticos, determinaba ampliar la búsqueda hacia el Valle de Tena al no dar resultados los trabajos de rastreo llevados a cabo en la zona de Canfranc. En Sabiñánigo también se han distribuido carteles de los dos estudiantes en las calles y en diversos centros de la ciudad serrablesa, tal y como se realizó ya por compañeros de los desaparecidos en la zona de Jaca y Canfranc.

El helicóptero del Cuerpo con base en Huesca volvia a despegar hacia la zona alta de esta comarca para tratar de ver desde el aire algún indicio o pista que pudiera facilitar la localización de la pareja. Aunque el viento dificukltaba las tareas a primera hora de al tarde.

En un principio, los investigadores situaban a la pareja en la localidad de Canfranc debido a una señal de teléfono móvil de uno de los jóvenes captada la tarde del pasado viernes en la zona, poco antes de perderse su pista.

Por otra parte el rector de la Universidad San Jorge, Carlos Pérez Caseiras, en nombre de toda la comunidad universitaria, ha expresado su más profundo pesar por el fallecimiento de los alumnos Julien Pérez-Piguet y Sarah Mazerolles. “En estos momentos de tristeza para todos los que formamos parte de la Universidad San Jorge, quiero transmitir mis condolencias a las familias, por el dolor de la pérdida de sus seres queridos y por el sufrimiento durante los últimos días, así como a los amigos, compañeros y profesores del grado de Fisioterapia que han colaborado activamente en las tareas de búsqueda”, ha afirmado el rector.