IU rinde cuentas por última vez a los oscenses antes de las elecciones

Siguiendo el compromiso adquirido con los más de 42.000 votantes que Izquierda Unida tuvo en Aragón, se desarrollan estos días los actos de “rendición de cuentas” a la ciudadanía. Este jueves era el turno de Huesca. El Instituto de Estudios Altoaragoneses acogía el acto en el que se hablaba de todas las acciones que la formación ha puesto en marcha durante el último mandato.

El partido ha presentado a nivel regional 371 enmiendas a los presupuestos de la comunidad por valor de 400 millones. Entre los que están relacionados con la provincia: 2’5 millones para la Estación Internacional de Canfranc, 1’5 para mejorar los accesos a algunas localidades, como Barbastro, otro tanto para la adquisición del Santuario de la Cartuja de las Fuentes, mejoras en el polígono La Armentera de Monzón, o finalizar la residencia de Fonz.

También relacionado con la provincia, Izquierda Unida ha hecho tres proposiciones no de ley aprobadas por unanimidad en las Cortes de Aragón pidiendo entre otras cosas una partida para descontaminar el Gállego. Propuestas que luego han sido rechazadas en el Congreso.

IU cree que el Gobierno de Aragón ha tenido 3 grandes fracasos: no se ha creado empleo tal y como prometían y el que se crea es de mala calidad; no se cumple el déficit, y aunque la formación defiende que no se cumpla si es para mejorar los servicios públicos, se está incumpliendo para pagar intereses de la deuda; y por último, la deuda sigue creciendo y llega la a los 3.000 millones.

En cuanto a la anunciada bajada de impuestos, que supondrán según el Gobierno de Aragón 25 millones de euros para las arcas autonómicas, recuerdan desde IU que eso son 20 euros por contribuyente. Y es preferible invertir 25 millones de euros en mejorar la sanidad o la educación que guardarlo en el bolsillo del contribuyente. Ponían el ejemplo del centro de salud del Perpetuo Socorro: si se pregunta a un oscense si prefiere 20 euros en un año o que se construya este centro, la mayoría preferirá la construcción de esta infraestructura.

Por todo ello, desde IU creen que las próximas elecciones autonómicas son de las más importantes desde el 78, porque se da la oportunidad de acabar con el bipartidismo. Y es que, aseguran, no se puede vivir de espaldas a la mayoría de la población y beneficiar solo a unos pocos.