Las estaciones estrenan con buena nota la temporada invernal

Formigal nieve esquí ski

El buen ambiente y el optimismo predomina en las estaciones altoaragonesas en el primer fin de semana en el que están abiertos todos los dominios esquiables de la provincia, excepto los valles de Panticosa. Formigal y Cerler, la única estación aragonesa que pudo estrenarse en el puente de la Constitución, se han sumado este sábado a Astún y Candanchú, que recibían este viernes a los primeros esquiadores. Para los amantes del esquí nórdicos, están en funcionamiento los espacios de Candanchú-Somport y Llanos del Hospital.

Quienes se han desplazado hasta alguna de estas instalaciones han podido disfrutar de nieve de calidad polvo generalmente y buena visibilidad. En el Pirineo Aragonés había este sábado un total de 80 kilómetros esquiables. En la parte oriental, Cerler contaba con 12 remontes en funcionamiento, 28 pistas y 32 kilómetros, con espesores que en la cota alta llegan a 180 centímetros.

Formigal abría con un total de 22 km esquiables, 15 pistas y 9 remontes, con un día que iba despejándose y con una afluencia tranquila de esquiadores. En el Valle del Aragón, también disfrutaban de una bonita jornada de esquí, sobre todo usuarios que querían estrenar su abono de temporada. Tanto Astún como Candanchú esperan poder producir nieve en las próximas horas para poder ampliar el dominio esquiable, que este sábado era de 16 km, 16 pistas y 8 remontes, y de 9,5 km, 16 pistas y 12 remontes, respectivamente.

Este año como novedad, el Valle del Aragón realiza una oferta conjunta de sus estaciones Astún y Candanchú, unido a los alojamientos en los hoteles. Las estaciones de Formigal y Panticosa, tienen un parte, abono y oferta conjunta donde se puede esquiar en cualquiera de las dos zonas del Valle de Tena. De esta forma, como señalaba, Antonio Gerico, director de Aramón en el Valle de Tena, se oferta un único dominio esquiable con seis valles.