Las estaciones hacen balance positivo de este primer fin de semana sin aglomeraciones

formigal nieve esquí invierno

Las estaciones altoaragonesas concluyen con un balance positivo el que para la mayoría, excepto Cerler, ha sido su primer fin de semana de la temporada. Panticosa es la única que todavía no ha abierto sus puertas. En el resto, aunque no ha habido grandes cantidades de esquiadores y los cielos cubiertos deslucían un poco la jornada de este domingo, coinciden en que lo importante era poder abrir ya las pitas y comenzar el rodaje de cara a las Navidades. Todas menos Candanchú permanecerán abiertas esta semana esperando que las condiciones meteorológicas les permitan continuar ampliando el dominio esquiable.

Andrés Pita, director comercial de Astún, explica que durante esta semana esperan recibir diversos grupos de esquiadores, algunos de ellos de escolares. Añade que la situación actual de la estación es buena y que con la base de nieve que hay, cualquier nevada permitirá afrontar la Navidad en “muy buenas condiciones”.

Candanchú es la única estación que cierra sus puertas después de este fin de semana en el que solo han podido ofrecer 9,5 kilómetros esquiables. Precisamente trabajar en ampliar esta superficie es el objetivo que persiguen para los próximos días, en los que esperan poder poner en funcionamiento las máquinas de innivación artificial y abrir de forma permanente a partir del sábado, tal y como explica Antonio Bentué, su director comercial.

Durante el fin de semana, en el Pirineo Aragonés había un total de 80 kilómetros esquiables. En la parte oriental, Cerler contaba con 28 pistas en funcionamiento y 32 kilómetros, con espesores que en la cota alta llegan a 180 centímetros. Formigal abría con un total de 22 km esquiables, 15 pistas y 9 remontes. En el Valle del Aragón, Astún ofertaba 16 km, 16 pistas y 8 remontes, y Candanchú de 9,5 km, 16 pistas y 12 remontes.

Este año como novedad, el Valle del Aragón realiza una oferta conjunta de sus estaciones Astún y Candanchú, unido a los alojamientos en los hoteles. Las estaciones de Formigal y Panticosa, tienen un parte, abono y oferta conjunta donde se puede esquiar en cualquiera de las dos zonas del Valle de Tena. De esta forma, como señalaba, Antonio Gerico, director de Aramón en el Valle de Tena, se oferta un único dominio esquiable con seis valles.