Sobrarbe reclama financiación para las actuaciones pendientes en Jánovas

La Comarca del Sobrarbe cuenta con dos de los saltos hidroeléctricos más importantes del Pirineo, como son los de Mediano y El Grado, con una reserva energética del 25% a favor del Estado. Lamentan que a día de hoy se desconozca si Confederación Hidrográfica del Ebro va a invertir la cantidad correspondiente en proyectos de restitución económica y social en este territorio, muy en especial el caso de Jánovas para el que exigen al Ministerio de Medio Ambiente que cumpla con sus compromisos.

Formulaban esta cuestión a la CHE el pasado mes de septiembre y siguen sin obtener respuesta. Recuerdan que el Plan Hidrológico de la cuenca del Ebro recogía justicia y equidad al prever que los rendimientos obtenidos se dedicarían a estas reivindicaciones.

Asimismo, existe el temor fundado y la oposición por parte de la Comarca y de sus Ayuntamientos, a que los fondos de la energía reservada se utilicen para pagar inversiones sobre las que ya existía un compromiso y una obligación por parte del Ministerio de Medio Ambiente, como es la restitución a la zona de Jánovas por los desastres socioeconómicos y medioambientales ocasionados por el proyecto de construcción de embalse en dicha zona.

Durante el siglo XX la comarca de Sobrarbe, opinan, ha sufrido graves afecciones socioeconómicas y medioambientales como consecuencia de embalses, canalizaciones hidroeléctricas y líneas de transporte eléctrico. Algunas infraestructuras no suponían beneficios para la población de la zona. Una de las poca era la creación de puestos de trabajo por la producción hidroeléctrica, pero ya va camino de su desaparición con la automatización productiva, seguida de jubilaciones anticipadas y traslados de personal.