El PSOE lamenta que la nueva PAC suponga una disminución de ingresos del 15% para cada agricultor

El portavoz de Agricultura del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Aragón, Ramón Laplana, ha resumido el balance de la legislatura, asegurando que el Gobierno de Rudi está arruinando al sector agrario aragonés. Realizaba estas afirmaciones después de que, aseguraba, en cuatro años, el empleo en el sector haya pasado de 2.500 personas a 5.000 en Aragón. Laplana insiste en que hay otra forma de hacer política basada en la PAC, y acorde con las necesidades reales del sector. El diputado pedía al consejero de Agricultura, Modesto Lobón que “pague lo que debe”.

Laplana, además, criticaba que todavía haya casi 700 expedientes por resolver de jóvenes agricultores y modernización de explotaciones de 2012 y 2013, cuando generarían otros tantos puestos de trabajo. Además, lamentaba que la nueva PAC suponga para Aragón una disminución de los ingresos del 15% para cada agricultor.

El portavoz socialista señalaba que la falta de acción política del Gobierno del PP genera más depresión y menos economía en el sector. Laplana criticaba también al consejero de Agricultura, Modesto Lobón, porque asegura que “no hace nada ni se le espera”. Asimismo, criticaba los dañinos efectos de los recortes agrícolas en el mundo rural. En este punto, afirmaba que las ayudas para el desarrollo rural del Ministerio se van a reducir en los próximos cinco años en 200 millones de euros.

Explicaba que la nueva PAC, que genera el 30% de los ingresos del sector, es más burocrática, más insolidaria y más injusta, porque prima a los grandes terratenientes y recorta a los pequeños agricultores, y aquellos que apenas pueden subsistir. En este punto, señalaba que los efectos de la PAC ya se hacen notar, porque las ayudas han disminuido un 9% y a partir del próximo año descenderán hasta un 15%. Por esta razón, señalaba que no es de extrañar que la rentabilidad del sector caiga un 7%. Laplana insistía en que esta PAC no es la PAC socialista, porque no se ajusta a la realidad, ya que debería primar cada hectárea trabajada y cada cabeza de ganado viva.

El parlamentario dejaba claro que la prioridad de un nuevo gobierno socialista en Aragón será el apoyo a los jóvenes agricultores y la modernización, la ganadería extensiva y la agroindustria. Explicaba que esos expedientes pendientes de resolver son fondos cofinanciados por el Ministerio y la Unión Europea, e incluso, si se llevan adelante con el IVA, compensaría a las arcas autonómicas.

El portavoz de agricultura criticaba la nefasta gestión en todo lo referente a la ganadería extensiva, las razas autóctonas, los seguros agrarios, las ADS, la recogida de cadáveres o los purines. En este sentido, indicaba que las enmiendas a los presupuestos van dirigidas precisamente a corregir los desfases de los recortes en jóvenes agricultores, agroindustria, razas autóctonas y ganadería extensiva.