La población activa en la provincia desciende casi un 8% desde el inicio de la crisis

Desde que comenzara la crisis la población activa oscense ha descendido un 7,84%, frente al casi 2,89% de disminución en Aragón. Datos que se extraen del informe elaborado por CC.OO. Aragón sobre la situación económica y social de la provincia de Huesca durante el periodo 2008-2013. Época en la que se ha producido un incremento del nivel de envejecimiento de la población y un importante deterioro del sector industrial.

Una provincia cuya evolución está sujeta a los riesgos de una economía pequeña y dependiente del mercado global. La actividad, por otro lado, está influida por las condiciones climatológicas, que afectan especialmente al sector primario y al turismo. También la reactivación de la demanda y el consumo interno son factores determinantes para la recuperación.

Por el contrario, no se evidencian datos de mejora que impulsen la creación de empleo. La caída de la población activa, principalmente entre los jóvenes de entre 16 y 24 años, y del número de ocupados (casi un 20%) en porcentajes superiores a los registrados en Aragón ponen de relieve un mercado laboral “débil y sin signos de mejora”, señalan.

En base a los datos que se desprenden del informe, desde CC.OO. Aragón exigen a las administraciones públicas que se trabaje en tres líneas básicas para salir de la crisis: la mejora salarial y de la protección social y una reforma de la política fiscal.

Si nos fijamos en los datos del paro, entre 2008 y 2013, la tasa de desempleo aumentó un 113%, por debajo de Aragón, siendo el sector servicios quien mayor porcentaje de parados registraba (casi un 60%). Por edad, son los mayores de 45 años los más perjudicados. Por otro lado, la afiliación a la Seguridad Social descendía más de un 12% respecto a 2008, por debajo de los datos que se registran tanto a nivel autonómico como nacional.