El IEA destina 45.000 euros a 17 proyectos de investigación

El Instituto de Estudios Altoaragoneses de la Diputación de Huesca ha resuelto la convocatoria de ayudas para estudios de investigación relacionados con la provincia. Se destinarán 45.000 euros a 17 proyectos de distintas áreas, tanto de ciencias como de humanidades.

En el área de Arqueología, Pilar Camañes ha recibido una ayuda para realizar un proyecto sobre las prospecciones geofísicas en La Litera y el Bajo Cinca que permitirá descubrir nuevas aplicaciones para conocer cómo era el territorio ilergete occidental en los siglos IV a I a. C.

Además, en el área de Arte Carolina Naya ha obtenido una beca para llevar a cabo un trabajo sobre los esmaltes y las gemas preciosas que se pueden encontrar en alhajas de ajuares y tesoros eclesiásticos del Alto Aragón.

Por su parte, en el área de Comunicación Audiovisual han sido tres proyectos los que han recibido una ayuda. La primera ha sido para Thomas Paul Hänisch, quien llevará a cabo el proyecto fotográfico “Relatos de la fugacidad”, cuyo resultado final será una exposición de unas 60 imágenes que mostrarán etnográfica y artísticamente las iglesias en ruina de la provincia de Huesca, juntamente con los fieles de antaño al final de sus vidas.

La segunda ha recaído en Marta Javierre y Fernando Gatón, para la continuación de “Huesca sonora”, un proyecto de investigación, archivo, registro y divulgación del patrimonio sonoro de la provincia de Huesca. En este caso, la ayuda se plasmará en la grabación del documental Las huellas del hombre, con el que capturarán la huella sonora de la presencia humana. Finalmente, Enrique Mora ha obtenido una ayuda para su estudio que versará sobre las nuevas visiones de la cultura hispana en el cine de Carlos Saura en los años setenta, en la transición democrática y la tradición popular, y que irá acompañado de la grabación de una entrevista al propio cineasta.

Para cerrar las ayudas en las distintas áreas de humanidades, en Historia se ha concedido una beca a Antonia Buisán para estudiar y digitalizar los documentos de la Cofradía de Nuestra Señora del Carmen depositados en la iglesia de San Pedro el Viejo de Huesca. Finalmente, en Lengua y Literatura se han concedido dos ayudas: una para Alejandro Alagón por su proyecto “La gran comedia de la Campana de Aragón” y otra para Laura Escartín que le servirá para clasificar los etnotextos en las formas simples.

Dentro del área de Ciencias Sociales se han otorgado dos ayudas. La primera de ellas ha sido para José Miguel Navarro, quien realizará un estudio sobre las piedras sagradas en el Alto Aragón. La segunda ha recaído en Beatriz Ródenas, quien estudiará cómo han sido la migración y el desarrollo rural en la comarca de La Litera, y más concretamente en Binéfar.

En lo que respecta a las Ciencias Económicas y Políticas, Urko Pazos pondrá en marcha un proyecto que analizará el mercado de trabajo para jóvenes en Aragón, así como los posibles espacios de trabajo para la promoción de su inserción sociolaboral desde el emprendimiento en Economía Social. Además, en el área de Geografía y Ordenación del Territorio, Raúl Lardiés y Ana Castelló han obtenido una ayuda para estudiar cómo poner en práctica un desarrollo integral y sostenible en el Pirineo aragonés, centrándose en cómo ha sido la evolución de la planificación urbanística desde la creación de las estaciones de esquí.

Seis investigadores podrán realizar sus proyectos en las áreas de Ciencias

El IEA también concede ayudas para llevar a cabo estudios de investigación en diferentes áreas científicas. En concreto, en esta convocatoria se han destinado algo más de 16.500 euros a proyectos de ciencias aplicadas, tecnología y ciencias naturales.

En primer lugar, Víctor Sauqué y Raquel Rabal realizarán un trabajo sobre bucardos y osos fósiles del Pirineo con el que pretenden recuperar restos paleontológicos, además de catalogar y datar los yacimientos Pleistoceno-Joloceno de las cavidades del Pirineo oscense. Asimismo, se ha concedido una beca a Joaquín Carlos Surra para un proyecto con el que evaluará las propiedades biológicas de una formulación sólida para el aceite de oliva virgen extra.

En el área de Ciencias Naturales, Miguel Bartolomé realizará un estudio sobre las cuevas heladas del Pirineo oscense enfocado a la monitorización ambiental y caracterización de los depósitos de hielo. Diego Castanera ha recibido una ayuda para estudiar huellas fósiles de vertebrados del Paleógeno en la provincia de Huesca y, por su parte, Alfredo García empleará su beca para llevar a cabo una evaluación y comparación genética de las plantas Silene ciliata del Pirineo oscense, lo que le servirá como herramienta para estudiar el cambio global.