Adecuación y limpieza del Ésera aguas arriba de Benasque

La Confederación Hidrográfica del Ebro restaurará el cauce del Ésera para que recupere la situación que tenía antes de la riada del verano de 2013, mejorando su capacidad de desagüe, retirando la ataguía de desvío del río y revegetando las márgenes. La actuación completa las obras de emergencia realizadas en este tramo para mejorar el entorno fluvial del río.

La CHE destina a este proyecto 137.000 euros de presupuesto propio con el objetivo de favorecer el buen funcionamiento ecológico del río y mejorar el hábitat natural y el paisaje y se aumentará la conectividad entre ecosistemas.

La Confederación está realizando en el Ésera otra actuación, entre Benasque y la urbanización Linsoles, cuya ejecución se encuentra ya muy adelantada y que incluye el rebaje de taludes y la recuperación de las zonas erosionadas y una plantación de 13.000 sauces, 1.000 abedules y 250 arces.

El proyecto incluye la restitución de un tramo de cauce de 320 metros de longitud. Para ello, se realizarán movimientos de tierra moderados; se retirará la ataguía situada aguas arriba del casco urbano de Benasque y se rellenará el cauce desviado reutilizando los materiales procedentes de las excavaciones. Además, se retirarán los acúmulos de vegetación muerta en la margen derecha y los árboles caídos en el interior del cauce.

La actuación para conformar el lecho fluvial también incluye la construcción de pequeños tramos de diques para la contención de las avenidas; la revegetación de los taludes y la plantación de especies de ribera que darán estabilidad a las márgenes.

Estos proyectos complementan las acciones de emergencia que ya ha ejecutado el Organismo destinadas a la reparación de las afecciones de estas crecidas en la cuenca alta del Ésera. Cuando se realizaron estas actuaciones, principalmente en los tramos fuera de los núcleos urbanos, se tuvo en cuenta la compatibilidad futura con acciones de mejora ambiental como esta.