El otoño fue extremadamente cálido en Aragón. El invierno tampoco viene frío

Los responsables de la Agencia Estatal de Meteorología realizaban un resumen de lo que ha sido el otoño en nuestra comunidad autónoma y previsiones para este invierno, en el que ya entramos. El trimestre que termina ha sido calificado de extremadamente cálido y húmedo. De cara al invierno que comienza este domingo a las 23:03 horas, desde AEMET se asegura que destacará por su calidez. Es probable que las temperaturas estén por encima de sus valores normales de calidez. Podrá haber días de invierno, pero la probabilidad de vivir un invierno frío es baja. En cuanto a las precipitaciones, existe la posibilidad, ligeramente más alta, de que sea un invierno húmedo. Las precipitaciones serán superiores en la mitad occidental peninsular, y mientras que en el resto de España, no se aprecian diferencias significativas.

En Aragón finalizaremos el año, en estos próximos diez días, inmersos en un anticiclón, sin precipitaciones significativas y marcados por las nieblas.

Por lo que se refiere a las temperaturas del pasado otoño, en Aragón, las anomalías térmicas del pasado trimestre (periodo comprendido entre el 1 de septiembre y el 30 de noviembre de 2014), con respecto a las medias de referencia (entre 1971-2000), tuvieron un valor medio para todo Aragón de +2,4ºC. Septiembre fue un mes muy cálido, octubre extremadamente cálido y noviembre muy cálido de nuevo, componiendo un carácter extremadamente cálido al conjunto estacional. La distribución espacial de estas anomalías muestra un rango entre +1,3ºC en el Alto Gállego, y de +3,4ºC en la Hoya de Huesca, Zaragoza y Calamocha con respecto a las normales climatológicas del periodo.

Y por lo que se refiere a las precipitaciones, en términos generales, los porcentajes de precipitación acumulada en el pasado trimestre, con respecto a las medias de referencia, presentan para el conjunto de Aragón un promedio del 140%. Septiembre fue húmedo, octubre muy seco y noviembre muy húmedo, acabando por configurar un carácter pluviométrico húmedo al cómputo de la valoración estacional. La variación en su distribución territorial oscila entre totales pluviométricos, en relación a la normal, de alrededor del 75% en puntos del Campo de Cariñena Teruel, y cercanos al 240% en Tarazona y el Moncayo, con un superávit promedio de 60 mm para toda la Comunidad.