Ecologistas en Acción documenta con fotografías sus críticas a Lobón

obras lindano agua (Ecologistas en Acción)

El grupo ecologista ha documentado con fotos de sus visitas al barranco de Bailín y a los trabajos que allí se están realizando las críticas que vertían recientemente al consejero de Medio Ambiente, Modesto Lobón, por la realización de declaraciones sobre las obras que se están llevando a cabo sin haberlas visitado.

En base a las visitas realizadas, la organización ecologista recomienda al consejero Lobón que "antes de hablar y aumente su desprestigio emitiendo declaraciones infundadas, observe los hechos y se documente convenientemente".

Consideran que es necesario tomar las medidas adecuadas para que los gastos originados por la gestión de los residuos no supongan "más despilfarros económicos". Añaden que ha demostrado "su incapacidad para dirigir con eficiencia y seguridad las actuaciones contra la contaminación de los residuos de lindano".

En las primeras visitas, los miembros de Ecologistas en Acción observaron cajas de carbón ubicadas en el aforador de la CHE, que constituyen "una inútil barrera al estar saturadas por los sedimentos del barranco". Dicen también que "el agua que estaba retenida mostraba una gran carga contaminante y fluía por el fondo del aforador al río Gállego".

Aguas arriba se encontraron dos filtros de carbono que ni siquiera prestaban el pequeño apoyo para depurar una fracción del caudal del barranco que fluía contaminado hacia el río Gállego. Su cometido era nulo. Los primeros días, no tenían bombas de alimentación ni suministro eléctrico. Posteriormente, cuando estos filtros se habían equipado con bombas y generador, se encontró éste parado en varias de las visitas En una de ellas, se observó que no disponía de combustible y aceite en el motor, por lo que se intentó buscar algún operario de guardia para avisar de este hecho, pero no se encontró a nadie. En las últimas visitas, el generador había desaparecido.

Igualmente se observó el inicio de de la construcción de dos pretendidas balsas de decantación de sedimentos, que por la altura de coronación de las armaduras, evidenciaban estar mal calculadas para los caudales que suelen circular por el barranco. En otra de las visitas (30 de noviembre), los dos miembros de Ecologistas en Acción que bajaron de nuevo al barranco observaron que varios sacos de carbón activo desparramaban su contenido por la orilla del barranco, la sensación de abandono y desorden era total.

GALERIA DE FOTOS