Fin de semana de transición en las estaciones de esquí del Pirineo

Cecilia Buil Lorenzo Ortas Peña Guara San Úrbez

Fin de semana antesala de la Navidad, donde las estaciones de esquí apenas han variado su parte con relación a la semana anterior, Los centros invernales están pendientes de la evolución del tiempo, y esperan que las condiciones mejoren para poder abrir nuevas zonas esquiables. Fin de semana de transición, a partir del día 26 se espera que aumente el número de esquiadores y el porcentaje de ocupación en los hoteles.

Las estaciones están deseando que llegue en invierno, y se acerquen las borrascas que traigan precipitaciones de nieve, dado que hasta el momento apenas ha habido día de frío y nieve. De momento están abiertas de forma parcial, y están en funcionamiento entre el 30 y 40% de la superficie esquiable.

Para este fin de semana los centros del Pirineo Aragonés, ofertarán en torno a 80 kilómetros, con nieve polvo-dura y espesores, que según zonas, oscilan entre 20 y 60 centímetros. La estación que mejores condiciones tiene es Cerler, donde los espesores llegan a 160 centímetros,

En concreto en el Valle del Aragón, la estación de Astún abrirá con 16 kilómetros y la estación de Candanchu con 8,5 kilómetros. El dominio esquiable del valle Tena, Formigal-Panticosa, pondrá en servicio 23 kilómetros y en la parte oriental, Cerler espera abrir con más de 30 kilómetros,

En cuanto a los espacios nórdicos, para el fin de semana, estarán en funcionamiento los circuitos de Candanchú-Somport con 7,5 kilómetros y Llanos del Hospital con 9 kilómetros marcados.

De cara a la Navidad se espera que a partir del día 26 aumente en número de esquiadores. En cuanto al tiempo las condiciones no son las más adecuadas para que lleguen nuevas precipitaciones, ya que estamos inmersos medio de un anticiclón. De cara a próximos días está previsto que puedan bajar las temperaturas