Comienza la Operación Tráfico de Navidad. El 93% de los accidentes en la provincia se registran en carreteras convencionales

Desde este viernes, hasta el día 6 de enero, se pone en marcha la operación especial de vigilancia y control en las carreteras españolas con motivo de la Navidad. En la provincia de Huesca se espera un aumento de la circulación ya desde este fin de semana, especialmente en dirección al Pirineo a los centros de esquí. Son días complicados por lo que se pide máxima precaución al volante y respetar las normas de circulación.

Durante la segunda quincena del mes de diciembre la Dirección General de Tráfico está llevando a cabo un Plan Integral de Vigilancia en las carreteras convencionales por ser en estas vías donde se producen la mayoría de los accidentes graves de tráfico. En la provincia de Huesca durante este año 2014 sólo 18 de los 373 accidentes registrados han tenido lugar en autovías o autopistas. Por tanto, el 93 % de los accidentes ocurridos en carretera se han producido en vías convencionales.

Se ha elegido este período por concentrar un gran número de desplazamientos y coincidir con unas condiciones climatológicas adversas.

Esta vigilancia se va a centrar en tres factores de mayor riesgo, que en ocasiones se combinan: velocidad, alcohol y drogas. Se realizarán controles de velocidad con radares móviles, de forma intensiva, en este tipo de vías.

Cuando un conductor sea detectado cometiendo una infracción de exceso de velocidad, será parado e identificado. Los agentes de la Agrupación de Tráfico también le realizarán, si lo consideran necesario, las pruebas de detección de alcohol y drogas, así como una revisión de la documentación, para comprobar que tanto el permiso para conducir como la ITV y del seguro del vehículo se encuentran en regla.

En este Plan Integral de Vigilancia participarán las 1.800 patrullas de agentes previstas para actuación diaria y también los 12 helicópteros de que dispone la Dirección General de Tráfico, en misiones de vigilancia y denuncia de los más frecuentes factores de riesgo en carreteras secundarias: adelantamientos antirreglamentarios, conductas temerarias, distracciones y excesos de velocidad. Seis de las aeronaves de la Unidad de Helicópteros de la DGT equipan ya el sistema de radar Pegasus para la detección desde el aire de infracciones a los límites de velocidad.