El PSOE de Huesca presenta un presupuesto que protege las clases medias y trabajadoras

Los socialistas de Huesca han presentado un presupuesto alternativo para 2015 con el objetivo de responder a las necesidades reales de la ciudad de Huesca y de mostrar un verdadero compromiso social con los oscenses, protegiendo los intereses de las clases medias, que suponen la gran mayoría población oscense y la que se vería más afectada por el Presupuesto General de 2015 presentado por el Partido Popular.

Audio sin título

El Grupo Municipal Socialista, que presentó ayer en la Comisión de Hacienda del Ayuntamiento una enmienda a la totalidad a los presupuestos planteados por el gobierno de los populares, plantea en su presupuesto alternativo tres líneas principales que suman 3,2 millones de euros: un Pacto Local por el Empleo, dotado con 450.000 euros; un Plan de Apoyo a las Familias, con 980.000 euros; y un Plan de Regeneración Urbana Sostenible para toda la ciudad, presupuestado en 1.800.000 euros para 2015.

Estas partidas estarían financiadas con recursos propios y con fondos europeos del Plan URBAN, financiación esta última “que el Partido Popular destina al ladrillo y nosotros proponemos destinar al empleo, a las familias y a un plan de regeneración urbana donde los barrios son protagonistas, porque no hay que olvidar que el Urban busca un desarrollo sostenible y armónico de la ciudad”, explicaba el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Luis Felipe, quien lamentaba que de 5 millones de euros, los populares hayan invertido 4 millones en las obras de peatonalización del centro y tan solo 400.000 euros en fines sociales.

El socialista ha explicado que prevé acometer los compromisos acordados con los barrios en las Asambleas Abiertas y recopilados en una Carta de Compromisos a lo largo de la próxima legislatura si esta es socialista con una inversión global de 4 millones de euros.

Por otro lado, estos presupuestos alternativos reducen la deuda, mientras que en los del PP esta se incrementa respecto al año pasado y alcanza los 2.750.000 euros. Los socialistas la mantienen en los mismos niveles de 2014, es decir, en 250.000 euros menos.