Sol, nieblas (alguna nube a primera hora) en pistas de esquí este domingo.

Las estaciones siguen con inversión térmica. Este domingo en la divisoria pirenaica con Francia habrá intervalos nubosos al inicio, quizás con alguna precipitación aislada, de nieve por encima de unos 1500 metros, tendiendo a quedar poco nuboso o despejado durante la mañana. Seguirá el viento de componentes norte y oeste durante la primera mitad de la jornada, moderado en zonas altas y expuestas de los Pirineos.

Los espesores de nieve en general son escasos en las cotas más bajas, así el manto empieza a tener cierta continuidad a partir de 1.900 metros. En pistas las estaciones de momento están abiertas de forma parcial, y están en funcionamiento entre el 30 y 40% de la superficie esquiable.

Este domingo ofertan en torno a 80 kilómetros, con nieve polvo-dura y espesores, que según zonas, oscilan entre 20 y 60 centímetros. La estación que mejores condiciones tiene es Cerler

En concreto en el Valle del Aragón, la estación de Astún abrirá con 16 kilómetros y la estación de Candanchu con 8,5 kilómetros. El dominio esquiable del valle Tena, Formigal-Panticosa, pondrá en servicio 23 kilómetros y en la parte oriental, Cerler espera abrir con más de 30 kilómetros,

En cuanto a los espacios nórdicos, para el fin de semana, estarán en funcionamiento Llanos del Hospital con 9 kilómetros marcados.

Un anticiclón dominara el panorama meteorológico peninsular durante los próximos días. Por lo tanto, durante la primera mitad de las navidades el tiempo será predominantemente estable, salvo por algún frente de poca entidad que rozara el norte peninsular y dejara escasas precipitaciones. Dominaran los cielos poco nubosos, con brumas y nieblas matinales en los valles. Habrá heladas nocturnas, con marcadas inversiones térmicas que propiciaran un tiempo bonanciable en la media montaña