Asaja Huesca en desacuerdo con cómo se prevé regular la gestión de residuos ganaderos

La Asociación empresarial agraria ASAJA Huesca ha instado a la Dirección General de Calidad Ambiental del Gobierno de Aragón a que retire el borrador de decreto, que regula la gestión de estiércoles y residuos ganaderos, ya que creen que introduce más legislación a una actividad suficientemente regulada en la normativa vigente, criminalizando a la ganadería intensiva y al sector agrícola receptor de los estiércoles, y añadiendo carga burocrática a ambos.

El borrador de decreto se encuentra en el trámite de información pública, por lo que desde ASAJA Huesca piden que se retire inmediatamente, y que no continúe su tramitación.

Este sindicato destaca que la actividad que pretende regular el decreto, la gestión de estiércoles y residuos ganaderos generados en las explotaciones ganaderas intensivas, se encuentra ya suficientemente controlado y penalizado su uso incorrecto por normativa europea, estatal y autonómica, por lo que la entrada en vigor de este decreto no aportaría mayor seguridad al correcto uso de los estiércoles como fertilizante agrario, pero sí que traerá más burocracia y más incertidumbre, tanto al ganadero como al agricultor que utiliza el estiércol como fertilizante en su explotación.

Para ASAJA Huesca, el decreto parte del error de considerar los estiércoles ganaderos como un residuo, a pesar de que el Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo, lo consideran como un subproducto animal de categoría 2, que al ser empleado como fertilizante agrario, deja de ser un residuo. Recuerdan, además, que el uso de los estiércoles ganaderos como fertilizante agrario aporta un importante ahorro a las explotaciones agrarias, y supone una práctica ambientalmente interesante, pues evita el uso indirecto de combustibles fósiles.