Declarados de Utilidad Pública los montes de la "Solana de Burgasé" en Fiscal

Los montes de la “Solana de Burgasé”, propiedad del Gobierno de Aragón y situados en la localidad oscense de Fiscal, han sido declarados de Utilidad Pública agrupados en un único monte. Así lo ha anunciado el director general de Gestión Forestal, Roque Vicente, durante su visita a la zona, situando este caso “como un claro ejemplo de la importancia que supone para los territorios una gestión dinámica y activa de los montes aragoneses”.

 

Con objeto de optimizar la gestión, se realiza esta agrupación, pasando a formar un solo Monte declarado de Utilidad Pública de 5.041 hectáreas, con el número 553 del Catálogo de Montes de Utilidad Pública de Aragón, dentro de los de la provincia de Huesca, y denominado “Solana de Burgasé”.

 

Dada la importancia, tanto desde el punto de vista ambiental como del desarrollo rural, de este Monte de Utilidad Pública, se tiene previsto proceder a su Ordenación durante el año 2015, para que su gestión sea más eficiente y sostenible.

 

Para el director general de Gestión Forestal, Roque Vicente “el proyecto de ordenación va a permitir una planificación de los aprovechamientos en un periodo máximo de hasta 15 años, posibilitando la estabilidad, tanto en el suministro del recurso forestal como en la generación de empleo y riqueza en los próximos años”. A este respecto, ha asegurado que la ordenación del monte permitirá avanzar en su  Certificación Forestal, como sello de distinción de una gestión forestal sostenible.

 

Una actuación, que sin duda, refuerza uno de los objetivos fundamentales del Departamento, como es el impulso, tanto de la planificación como de la Certificación forestal, obteniendo una mejora de la puesta en valor de este recurso.

Esta declaración queda justificada por concurrir en este monte los siguientes supuestos descritos la Ley de Montes de Aragón:

-Estar situado en cabeceras de cuencas hidrográficas y aquellos otros que contribuyan decisivamente a la regulación del régimen hidrológico, evitando o reduciendo aludes, riadas e inundaciones y defendiendo poblaciones, cultivos o infraestructuras.

-Ser esencial para la protección del suelo frente a procesos de erosión.

-Encontrarse en las áreas de actuación prioritaria para los trabajos de conservación de suelos frente a procesos de erosión y de corrección hidrológico-forestal.

-Contribuir a la conservación y aumento de la diversidad biológica, a través del mantenimiento e incremento de los sistemas ecológicos, la protección y desarrollo de la flora y la fauna o la preservación y extensión de la diversidad genética.

-Tener valores ambientales, usos o aprovechamientos forestales contribuyan a la mejora de la salud pública, a la mejora de las condiciones socio-económicas de la zona o al uso cultural y recreativo de los ciudadanos.