Esqui. Vuelve el anticiclón-sol. Los vientos y el frío irán remitiendo

Tras el paso de la borrasca del fin de semana por las estaciones de esquí y el Pirineo, el anticiclón vuelve a ocupar su trono. Las máximas irán recuperándose, el sol dominará y el viento remitirá a partir de este martes. A primera hora todavia, la AEMET, anuncia rachas fuertes en la parte alta.

Seguirán las heladas y los fríos amaneceres que permitirán fabricar nieve y seguir ampliando el área de pistas. A primera hora temperaturas de -12º en cota 1800. De esta forma, por fin, podrá arrancar en condiciones esta temporada que, hasta ahora, ha ido a medio gas entre unas cosas y otras.

Martes 30 dic: Soleado, frío amanecer, vientos moderados

En Pirineos día soleado, con frío amanecer. Temperaturas en valles -7/0ºC. Vientos del NE entre flojos y moderados. Iso 0º sube por la tarde a 1.400m. Noche posterior estrellada con nuevas heladas moderadas.

Miércoles 31 Soleado, con menos vientos y subiendo las máximas

En Pirineos día soleado, con frío amanecer pero recuperándose las máximas. Temperaturas -4/5ºC.. Se iniciará inversión térmica en los valles. Vientos del NE flojos, que aumentarán a moderados tras el mediodía. NocheVieja estrellada, con menos vientos y con heladas moderadas en los valles

Jueves Sol, sin vientos, máximas suaves

En Pirineos abriremos el año con un bellísimo día soleado y marcada inversión térmica. Temperaturas de -6/7ºC, gran amplitud térmica con mediodía agradable al sol. Vientos muy flojos del Este. Día ideal para montaña Tarde soleada y limpia. Noche estrellada y fría.

Tendencia posterior

El viernes 2 enero seguirá anticiclónico (aparición denieblas valle del Ebro) con sol en Aragón y Pirineos e inversión térmica.

 

¿Anticiclón para el fin de semana? En principio sí, aunque el sábado 3 algunas nubes pueden rozar el Pirineo francés y divisoria, tras el mediodía y por la tarde, sin mayor importancia.

El domingo seguiría anticiclónico, aunque queda por ver si algunas nubes afectarían al Pirineo, poca cosa. Seguiríamos sin vientos (nieblas en el Valle del Ebro quizás) e inversión térmica en el Pirineo, con mediodías muy agradables en montaña.