La situación económica y las comunicaciones marcan el 2014 en la Ribagorza

La Comarca de la Ribagorza despide un 2014 complicado, que el presidente José Franch calificaba como un año de supervivencia, marcado por las reivindicaciones, por un lado, de una financiación justa y acorde a las características geográficas y de población de cada comarca y, por otro, de unas comunicaciones acordes al siglo XXI en referencia a la N260.

Audio sin título
Audio sin título

El presidente recordaba que el año comenzó con un recorte, con el presupuesto comarcal ya aprobado, del 8,6% en las transferencias del Gobierno de Aragón, (desde el año 2009 han disminuido un 44,7%) que unido al retraso en los pagos han hecho, que, en 2014, la situación fuera asfixiante. A esto se añadía, el financiar competencias no comarcales como las escuelas infantiles o el servicio de extinción de incendios lo cual provocaba que, en este año, se tuviera que convocar, en dos ocasiones, la comisión consultiva de alcaldes para poner sobre la mesa la situación económica y la búsqueda de soluciones.

Una subvención de DPH de unos 100.000 euros era la que permitía que la entidad pudiera llegar a final de año.

Las comunicaciones, especialmente, la N260 volvía ser una de las reivindicaciones del año. Políticos, empresarios y vecinos solicitaban en una manifestación el acondicionamiento de esta vía. Los 100.000 euros, que contempla el presupuesto 2015, señalaba Franch resultan ridículos para convertirla en una carretera del siglo XXI.

Franch destacaba también el esfuerzo de los trabajadores de Comarca, porque gracias a ello, decía, ha sido posible mantener servicios y plantilla de personal sin que los ajustes repercutieran en los usuarios de manera notable.

En el último consejo comarcal la Comarca sacaba adelante el presupuesto de 2015 (5.386.850 euros) un presupuesto continuista pero que ha permitido, desde la puesta en marcha del ente supramunicipal, cumplir con el objetivo de seguir acercando servicios a los vecinos.