La restitución de Jánovas y el servicio del Túnel de Bielsa, prioridades del Sobrarbe en 2015

Jánovas edificio escuela

El Sobrarbe afronta el nuevo año con la actitud de continuar con sus proyectos. Entre ellos, la restitución de Jánovas y la bidireccionalidad del Túnel de Bielsa forman el tándem más destacado. Pero mejorar la capacidad turística es otra de las máximas prioridades. Para ello, se pretende mejorar la oferta de turismo de naturaleza con senderos para el alpinismo y con espacios y actividades para BTT. También el Patrimonio Histórico ocupa un papel muy destacado, por lo que se quiere potenciar las visitas en el Monasterio de San Victorián que está recién rehabilitado.

Sin embargo, hay una cuestión que preocupa enormemente a diversos colectivos de la Comarca, muy especialmente a los Empresarios Turísticos del Sobrarbe. Es la restitución por las afecciones ocasionadas por grandes infraestructuras hidráulicas, muy especialmente en el caso de Jánovas. Se trata de un proceso que, consideran, se está desarrollando de manera injusta porque la distribución económica que se plantea no atiende proporcionalmente a los daños de cada territorio.

No obstante, otro de los hitos en la Comarca del Sobrarbe durante el 2014 era la puesta en marcha de la bidireccionalidad para vehículos ligeros en el Túnel de Bielsa que se lograba el 8 de julio. Pero el 1 de diciembre se abría una nueva etapa con el cargo de Andrés Olloqui como director del Consorcio de este túnel. Su objetivo es “favorecer al máximo posible la apertura del Túnel de Bielsa el mayor tiempo posible del año con las mejores condiciones de seguridad y favorecer así la comunicación de los dos países”.

En el Sobrarbe también hay otros objetivos para el 2015 como rescatar variedades alimenticias propias de la zona para recuperar las raíces y la riqueza de la zona y que sus restaurantes tengan ese aliciente. También se quiere potenciar el sector agrícola y ganadero por la vital importancia que tiene para los recursos del territorio. Recordamos además que en 2014 se celebraba la 30 edición del descenso de las nabatas, una fiesta que fue declarada Bien de Interés Cultural Inmaterial.

Comentarios