Las estaciones altoaragonesas cierran las Navidades con más de 200.000 usos

Reyes Magos Candanchu

Las estaciones de esquí del Pirineo Aragonés cierran la campaña de Navidad con más de 200.000 usos en Cerler, el sector Formigal de Formigal-Panticosa y las estaciones del Valle del Aragón, Astún y Candanchú. Estos datos, a los que hay que añadir los visitantes de los espacios nórdicos, son positivos a pesar de la adversa meteorología de la primera parte de las Navidades, marcada por el fuerte viento que condicionó la apertura de remontes varios días y que impedía la apertura del sector Panticosa.

La semana de Reyes ha registrado una cifra de ocupación muy alta, que en estaciones como Candanchú ha supuesto un aumento del 20% respecto a la temporada anterior. Los días 2 y 3 de enero se registraba el récord de temporada en las estaciones, según apunta desde el grupo Aramón.

Los esquiadores han podido disfrutar estos días del buen tiempo y el apres-ski se consolida como una oferta atractiva de los centros invernales, que gana cada vez más adeptos. Dentro de las actividades navideñas programadas por las estaciones destacan las tradicionales bajadas de antorchas, que realizaban sus majestades los Reyes Magos, acompañados de centenares de esquiadores y dibujando una espectacular serpiente de color.

Los centros invernales esperan que se mantengan las bajas temperaturas de la noche para poder seguir produciendo nieve y reforzar las pistas innivadas, y que caigan nuevas nevadas para poder poner en marcha el mayor dominio esquiable posible. Confían en que de esta forma continúen los buenos resultados el resto de fines de semana de la temporada. Entre semana, los grupos de escolares y la “semana blanca” volverán a tener un papel muy importante dentro de la actividad de los centros invernales.

El pasado fin de semana, la ocupación hotelera rondaba porcentajes máximos de entre el 95% y 100% en los establecimientos a pie de pista y en las zonas de valle. En funcionamiento están las estaciones del Valle del Aragón, de Astún y Candanchú que ofertan 54 kilómetros esquiables. El dominio esquiable del valle de Tena, Formigal-Panticosa, con 40 kilómetros, y en la Ribagorza, Cerler con 34 kilómetros. En cuanto a los espacios nórdicos, están funcionando la zona Candanchú-Somport, Linza en el valle de Anso, el Balneario de Panticosa, y Llanos del Hospital.

Comentarios